Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Extranjeros siguen en fila por la legalidad

PANAMÁ. La interminable fila de extranjeros que buscan legalizar sus estatus en Panamá hizo cambiar de rumbo a las autoridades: el perio...

PANAMÁ. La interminable fila de extranjeros que buscan legalizar sus estatus en Panamá hizo cambiar de rumbo a las autoridades: el periodo de la jornada migratoria lo extendieron hasta el miércoles 21 de julio.

La decisión fue tomada entre el mismo presidente de la república, Ricardo Martinelli, y María Cristina González, directora del Servicio Nacional de Migración (SNM).

Ayer, la situación fue más difícil. La cadena humana le daba la vuelta a todo el Centro de Convenciones Atlántico Pacífico (ATLAPA), que no ha dejado de estar abarrotado desde la noche del jueves, aunque la actividad inició a las 7:00 a.m. del viernes y estaba programada para terminar hoy, pero no será así porque llegaron más inmigrantes de los que las autoridades esperaban.

Al cierre de esta redacción, los funcionarios de Migración no se atrevían a dar una estadística de los casos atendidos hasta ayer, pero sí advirtieron que predominan los ciudadanos colombianos, seguidos de nicaragüenses.

Estos últimos, a pesar del cansancio que se les reflejaba en los rostros, no vacilaron en expresar sus quejas: ‘¡Están pasando con más rapidez a los judíos y chinos!’. ‘¿Por qué?’.

Pero, al inicio de la jornada denominada ‘Panamá crisol de razas’, la directora de Migración había afirmado que todo estaba en orden. ‘Yo no entiendo dónde están esas quejas, aquí todo el que entra felicita, se le da prioridad a las mujeres embarazadas, a los discapacitados’, sostuvo la funcionaria.

NIÑOS AGOTADOS

Las caritas tristes y agotadas de niños y niñas no han faltado en los corrillos de ATLAPA. Dando fe de sinceridad y fidelidad, han permanecido al lado o en los brazos de sus padres, aún ayer en vísperas de la celebración que hoy se da en honor a ellos.

En tanto, muchos adultos buscaron cómo sobrevivir a la situación: por cama, escogieron el piso de los pasillos de ATLAPA; por almohada, carteras o bolsos; y por mantas, la vestimenta que llevaban puesta. ¡Cualquier mecanismo para aguantar hasta ser atendidos, menos perder el cupo!

A pesar de que la jornada es solo para los extranjeros residentes en los distritos de San Miguelito y Panamá, el clásico panameño no pudo faltar. Es que la larga columna humana que significó cansancio, molestia y enojo para los inmigrantes resultó ser ‘un bingo’ para los vendedores ambulantes. Al lugar se presentaron vendiendo comidas, paletas y hasta sillas plásticas.

Otros prefirieron aprovechar la oportunidad para ganar dinero fácil, rápido y de malas maneras. Se trata de alrededor de 10 personas que fueron retenidas después que intentaron estafar a varios indocumentados.

Sin embargo, los extranjeros no fueron tontos y advirtieron a las autoridades de la presencia de los antisociales, que fueron detenidos por unidades policiales.

Se trató de obtener un balance de la jornada extraordinaria de regularización migratoria, pero al cierre de esta redacción resultó infructuoso establecer comunicación con la directora del SNM.

El costo de la legalización por cada persona es de 765 dólares y puede variar según la nacionalidad.

De acuerdo con estimaciones previas, el SNM consideraba que en el país hay entre 20 a 25 mil extranjeros que no tienen su estatus en orden; sin embargo, la gran cantidad de personas que han acudido en los dos primeros días de la jornada migratoria puede hacer reconsiderar los cálculos.