Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

¿Desacuerdo oficialista?

EnAMÁ. En la superficie de la opinión pública puede que el asunto pase desapercibido, pero en los corrillos políticos la situación es co...

EnAMÁ. En la superficie de la opinión pública puede que el asunto pase desapercibido, pero en los corrillos políticos la situación es como una bola de nieve que crece cuesta abajo.

En las profundidades de la vida política, es un hecho claro que una pugna entre las principales figuras de la alianza de gobierno que aspiran a la presidencia se gesta irremediablemente.

En ese camino y tras el detonante de una crisis con el alcalde de la capital, Bosco Vallarino, los dos aspirantes presidenciales del oficialismo, Juan Carlos Varela y Guillermo Ferrufino, se sitúan en los extremos enfrentados de un conflicto interno del oficialismo.

Ferrufino ha sido arrastrado esta semana por un escándalo de corrupción en el Ministerio de Desarrollo Social, que él dirige con una aceptación popular de 85.5%.

En su defensa, el carismático y joven político ha dicho que se trata de ‘fuego amigo’.

EL UNGIDO

Pero la popularidad de Ferrufino no basta para asegurar una candidatura. Al otro lado de la calle que conduce hasta la candidatura presidencial está Juan Carlos Varela, hoy vicepresidente de la República y considerado ‘el ungido’ para aspirar al trono del Palacio de las Garzas en el 2014.

Las aspiraciones de Varela no son nuevas. En el 2009 era el candidato del partido Panameñista a la presidencia y dejó su lugar a Ricardo Martinelli, meses antes de las elecciones.

El analista y sociólogo Marco Gandásegui ve claramente que hay roces entre el CD y los panameñistas.

‘Sí hay crisis’, reconoce el analista, pero su raíz nada tiene que ver con la situación en la alcaldía, es a nivel nacional y se debe a la forma de conducción de este gobierno’, dice Gandásegui.