Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Nacional

Turistas están en la mira del hampa

COCLÉ. El desarrollo hotelero que durante la última década se ha logrado en el sector de playas y montañas de Antón y zonas aledañas, ha...

COCLÉ. El desarrollo hotelero que durante la última década se ha logrado en el sector de playas y montañas de Antón y zonas aledañas, ha representado un impacto positivo para el turismo nacional y la economía general de la provincia de Coclé.

El establecimiento de sucursales de importantes cadenas hoteleras internacionales –sobre todo del tipo all inclusive o ‘todo incluido’– ha hecho de la región un destino preferido por turistas de todo el mundo que llegan al país en busca de diversión variada, unos, y de relajación garantizada, otros.

Este crecimiento también ha traído consigo la creación de nuevas fuentes de empleos para la población de la provincia, deseosa de mejorar su situación económica sin tener que migrar —como era costumbre— a la capital u otros lugares del país.

Para lograr esto, ha sido evidente el aumento de cursos y capacitaciones en materias relacionadas a la hotelería, gastronomía y actividades recreativas innovadoras, ofertas que ha tenido muy buena acogida.

Pero todas estas expectativas positivas se pueden ir al traste si las autoridades de seguridad no toman medidas para evitar los peligros que acechan a los visitantes y que deterioran la imagen ideal de estos ‘paraísos turísticos’ en territorio panameño.

OPERATIVO EXITOSO

Como resultado de una operación encubierta en la que participaron la Fiscalía de Drogas, la Sección de Narcóticos y unidades del Departamento de Información de la Zona de Policía de Coclé, esta semana fue atrapada una banda que se dedicaba a la venta de drogas a los turistas que llegan a la región.

En este operativo y luego de varias semanas de vigilancia y seguimiento, fueron atrapados el gerente de eventos de un resort, un ciudadano de 26 años, residente en Panamá; y dos bailarines, un hombre de 25 años residente en Aguadulce, y una mujer de 25 años, residente en Penonomé.

Según una fuente policial bajo reserva de su identidad, se trata de empleados de uno de los reconocidos hoteles que, ‘frente a la demanda de algunos turistas extranjeros por marihuana o cocaína’ (según adujeron) cayeron en la tentación del dinero fácil y procedieron a contactar a vendedores de estupefacientes que se las proveen a ‘clientes temporales’ de otras latitudes.

Tras ser descubiertos y atrapados, deberán enfrentar la ley que establece pena de prisión de entre 8 a 15 años, según el Código Penal en su artículo 314.

La pérdida inmediática de sus empleos y la consabida repercusión familiar son los efectos inmediatos de estos actos delictivos.

En lo que va del año, la Sección de Narcóticos y la Fiscalía de Drogas ha puesto fuera de circulación a 20 vendedores de drogas en Coclé, informó la fuente policial.

Según datos recabados, los paquetitos de marihuana cuestan entre 2 y 5 dólares en el mercado negro coclesano.