Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Nacional

Misterio en manejo de fondos de los menores

PANAMÁ. Los menores del Centro de Cumplimiento de Tocumen trabajan en granjas sostenibles desde el año 2000 junto a una organización no ...

PANAMÁ. Los menores del Centro de Cumplimiento de Tocumen trabajan en granjas sostenibles desde el año 2000 junto a una organización no gubernamental (ONG) que asesora y apoya el componente técnico en estas instalaciones.

Los dineros que se obtienen de la venta de los productos, en su mayoría pollos, son manejados por funcionarios y cuando el menor termina su pena, se le entrega un porcentaje para que pueda comenzar un proyecto en su comunidad.

Un documento al que tuvo acceso La Estrella advierte de ‘malversación’ de al menos 40 mil dólares de esta cuenta.

Cita el documento que una funcionaria del Ministerio de Gobierno y Justicia (en ese entonces) hacía un proceso minucioso de auditoría, pero fue relevada sin explicación y que se le ha solicitado en varias ocasiones a la ministra Roxana Méndez que investigue, pero sigue sin aclararse el hecho.

La ministra Méndez sostiene que cuando llegó ‘escuché que se había hecho un áudito, pero realmente no tengo el detalle del resultado porque eso correspondía a la administración anterior’.

Méndez subrayó que actualmente estas granjas se están manejando con mucha eficiencia y transparencia. ‘La empresa Melo que nos apoya está muy satisfecha por la forma en que esta administración está dándole atención a estos programas e incluso se han ido incrementando’, asegura la ministra.

En cuanto al funcionario que manejaba la cuenta, la ministra de Gobierno señala: ‘la verdad es que no tengo esa información porque no sé la persona que está en la granja en este momento cuánto tiempo tiene, ha habido muchos cambios dentro, pero quien sea tiene que reportarle al director del centro y los directores han estado cambiando’.

Sobre la distribución del dinero, Méndez señala: ‘entiendo que es como un 10%, es lo que se le está dando al interno, otro porcentaje es para la compra de insumos y 50% que cubre otros gastos de gestiones de transporte para la mercancía, compras y demás. Un porcentaje queda como fondo de autogestión del mismo proyecto, el resto es un ahorro para que cuando el interno salga tenga algún dinero’.

MÁS ÁUDITOS, MENOS IMPLICADOS

Diomedes Kaa, ex director del Sistema Penitenciario, acepta que cuando ingresó al cargo tuvo conocimiento de dos auditorías a este fondo, pero de administraciones pasadas.

‘De esa granja me tocó la liquidación de los animales ya que la Contraloría General de la República no autorizaba la venta’, señala el ex director.

La ONG, por el momento, deberá esperar a que las autoridades responsables de estos centros de menores aclaren cómo se manejó este fondo y si hubo tal malversación quiénes son los responsables.