25 de Feb de 2020

Nacional

Reunión será con agenda abierta

PANAMÁ. En lo que podría denominarse como un encuentro sin precedentes, los tres ex presidentes de la República que le antecedieron a Ri...

PANAMÁ. En lo que podría denominarse como un encuentro sin precedentes, los tres ex presidentes de la República que le antecedieron a Ricardo Martinelli aceptaron su invitación para disfrutar, la próxima semana, de un suculento almuerzo en el Palacio de Las Garzas mientras conversan diversos temas del acontecer nacional.

Así lo confirmó ayer Martinelli, minutos antes de la inauguración de Expocomer en el Centro de Convenciones Atlapa.

‘En el día de hoy (ayer) vi que aceptaban Pérez Balladares y Martín Torrijos... Mireya me lo confirmó ayer personalmente por teléfono’, expresó alegremente el mandatario.

Una vez más, Martinelli resaltó la importancia de este encuentro al reconocer que ‘todos los presidentes tenemos cosas que aportar, hemos realizado cosas buenas y cometido errores, pero hablando entre todos se puede sacar una mejor conclusión para resolver muchos problemas y abordar diversos temas’.

Sin embargo, el entusiasmo de Martinelli no ha sido bien visto por la dirigencia del ala opositora del partido Revolucionario Democrático (PRD).

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de este colectivo político, Francisco Sánchez Cárdenas, miró con mucho escepticismo este encuentro alegando que Martinelli, al calor de las honras fúnebres de ‘Billy’ Ford se entusiasmó y lanzó la idea muy a la ligera.

Sánchez Cárdenas recordó que en reiteradas ocasiones la dirigencia del CEN ha denunciado que tanto Martín Torrijos como Ernesto Pérez Balladares, son víctimas de persecución política por parte del mandatario de la Nación, que pretende verlos tras las rejas.

Desde el inicio del gobierno del Cambio, ambos ex presidentes se han visto envueltos en escándalos de corrupción.

Torrijos fue acusado por Manuel De La Hoz y Carlos Afú de ser el artífice de las negociaciones con los representantes del Consorcio San Lorenzo para la aprobación del contrato ley que permitiría la construcción del Centro Multimodal y de Servicios (CEMIS) en la provincia de Colón.

Esto motivó al magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, a ordenar una indagatoria al ex presidente.

A Torrijos también se le involucró en el caso de los pinchazos telefónicos que presuntamente se dieron en la Procuraduría de la Administración.

Jorge Ábrego, ex jefe de Seguridad de la institución, entregó a un medio de comunicación las grabaciones que ilegalmente habrían efectuado trabajadores de la Procuraduría de la Administración.

Oscar Ceville, procurador de la Administración, reaccionó en su defensa asegurando que el ex funcionario trató de extorsionarlo con las grabaciones, y que el entonces presidente Torrijos había designado el caso al Consejo de Seguridad, donde se decidió no emprender acciones en contra de Ábrego.

Mientras que a inicios del año pasado, la Fiscalía Anticrimen dictó una medida cautelar de casa por cárcel a Ernesto Pérez Balladares en medio de un proceso que se le abrió en su contra por supuesto blanqueo de capitales.

Esto motivó a Pérez Balladares a denunciar ser víctima de persecución política, terrorismo judicial y doble juzgamiento.