19 de Ago de 2022

Nacional

General Tomás J. del Carmen

H ijo de Juan de Herrera y Torres y doña María Francisca Pérez Dávila. El padre había nacido en la capital del país y su madre en la com...

H ijo de Juan de Herrera y Torres y doña María Francisca Pérez Dávila. El padre había nacido en la capital del país y su madre en la comunidad de Portobello. Único varón de cinco hermanos. Casado con doña Ramona Urriola de Obarrio en 1839, con la que tuvo cinco hijas y también un solo varón. Los descendientes que pudieran haber perpetuado el apellido murieron luchando en las múltiples revoluciones en las que participó Panamá en 1860. El joven Tomás Herrera realizó sus estudios en el colegio Académico de Panamá, colegio fundado por los dominicos en 1715. El colegio se sostiene en medio de dificultades económicas hasta 1821.

En 1820 ingresa a las filas patriotas y es ayudante del comandante Fábrega hasta obtener la independencia del Istmo en 1821. A finales de 1823 marcha al Perú en la división comandada por el coronel O’Connor y combate en Junín, Matará y Ayacucho, campaña en la que es ascendido al rango de capitán.

En 1826 retorna al país y en 1828 ya ostentaba el rango de teniente coronel, secunda a José Padilla en la sublevación de Cartagena y es apresado con él y es llevado a Bogotá, allí es condenado a muerte el 25 de septiembre, le es conmutada la pena por la de prisión que es pagada por seis meses en una bóveda en Puerto Cabello junto a el Dr. Rojas, y Juan Miguel Acevedo. Una vez obtuvo el salvoconducto, se dirigió a Kingston, Jamaica, donde permaneció por espacio de un año. Regresa a Panamá en 1830.

Se levanto contra la tiranía del General Juan Eligio Alzurú iniciado en 1831, a quien derrotó cerca de Arraiján, en el sitio conocido como Albina de Bique. El General Alzurú fue fusilado el 29 de agosto, Tomás Herrera fue nombrado coronel graduado y comandante general del Istmo de Panamá a los 27 años de edad.

Peleó en el Cauca en la revolución de 1840, pero el Istmo no quería entrar en ese conflicto. Entonces, se creó una junta popular reunida en Panamá el 18 de noviembre de 1840, para la separación de Panamá de Colombia bajo el nombre de ‘Estado Libre del Istmo’. El coronel Tomás Herrera presidió la Junta. En 1841 intenta establecer la Universidad del Istmo mediante decreto aprobado por la Convención Constituyente del Estado Libre, N°15 del 15 de julio de 1841.

El 18 de agosto del mismo año da inicio a sus labores. Entre sus docentes se destacan: Manuel José Hurtado, Blas Arosemena, Carlos de Icaza, Nicolás Orosco, Esteban Febres Cordero, Rafael María Vásquez, Saturnino César Ospina, José Arosemena, Manuel Arce y Justo Arosemena. La institución cierra sus puertas a mediados del año 1852.

La nueva nación duró 13 meses, dado que Tomás Herrera rechazó el acuerdo de que no hubiera castigo contra los secesionistas istmeños. Colombia no acogió la solicitud del coronel y lo desterró, borrándolo del escalafón militar.

En 1845, Tomás Herrera regresó a la vida política nacional como gobernador de Panamá, el 28 de noviembre del mismo año inauguró el Primer Colegio de Señoritas.

El General José Hilario López es elegido presidente y designa al gobernador Tomás Herrera como ministro de Guerra y Marina, en 1850 es nombrado gobernador en la provincia de Cartagena y ese mismo año recibe el grado de General.

Con el estallido 1851 de revoluciones en las provincias conservadoras en contra del gobierno del presidente José Hilario, Herrera fue designado como comandante militar para enfrentar a la sublevación de Antioquia dirigida por el coronel Eusebio Borrero, a quien derrotó. Como presidente del senado de Plenipotenciarios firmó la Constitución de 1853.

Al estallar la insurrección del general José María Melo, el 17 de abril de 1854, Herrera abandonó la capital, luego de entregar el poder ejecutivo al vicepresidente José de Obaldía. Tomás Herrera fue elegido designado a la Presidencia de Colombia en 1854, siendo miembro del Congreso Nacional. Se batió en la batalla de Petaquero en Concepción y el 2 de diciembre llegó a las goteras de Bogotá, entró en acción al mando de los batallones 1 y 6 de línea, libres y Tundama, resultando gravemente herido en la esquina de las carreras Pamplona y Bárbula. Falleció poco después de vencer al general Melo en la toma de Bogotá.