Temas Especiales

14 de May de 2021

Nacional

Réplica de la Universidad de Panamá

La Universidad de Panamá en aras de aclarar algunas publicaciones efectuadas en medios de comunicación social con respecto a la donación...

La Universidad de Panamá en aras de aclarar algunas publicaciones efectuadas en medios de comunicación social con respecto a la donación de tierras a nuestra institución, manifiesta lo siguiente: En primer lugar lamentamos el enfoque dado a la entrevista efectuada por el periodista a algunos miembros de la Universidad de Panamá al indicar que existe ‘un negociado con tierras’ de esta primera casa de estudios. Haciendo honor a la transparencia que nos caracteriza, se citó a las personas conocedoras del problema, las que dieron una amplia información sobre la temática y absolvieron todas las interrogantes efectuadas por el entrevistador.

A inicios de la gestión del Rector Gustavo García de Paredes, se nombró una Comisión de Recuperación Patrimonial con la finalidad de ubicar, delimitar y legalizar todas y cada una de las fincas pertenecientes a la Universidad de Panamá a nivel nacional, con la finalidad de regularizar la situación jurídica de cada una de ellas, ya que no existía un archivo central. Dicha Comisión estuvo integrada por profesores de distintas Facultades y se realizó un trabajo en todo el territorio de la República.

Una de las tantas propiedades que tenían problemas y que fueron ubicada, fue la Finca Las Mercedes, donación de la señora Castora Díaz (q.e.p.d), en la década de los años cincuenta del siglo pasado y que se trataba de un globo de terreno de aproximadamente unas mil hectáreas. O sea once Rectores después y a inicios de esta Rectoría se promueve el proceso de ubicación y regularización de la precipitada propiedad.

Se planteó ante el Órgano Judicial un proceso de medidas y linderos sobre la finca en mención para determinar sus límites y colindantes, el cual fue negado por el Juzgado Primero del Circuito civil del Tercer Circuito Judicial de Panamá, en otras cosas porque la finca a pesar de estar en la Chorrera, para la época de la donación pertenecía a la Provincia de Colón. Otro problema fue su ubicación en el Registro Público.

En virtud de estos eventos se solicitó apoyo a la Autoridad del Canal de Panamá, quienes nos brindaron el servicio de Sistema de Posicionamiento Global (mejor conocido como GPS) a fin de delimitar la finca, lo que finalmente se hizo.

Igualmente se consiguió ubicar todos los componentes jurídicos en el Registro Público y posteriormente hacer el traspaso jurídico de la Provincia de Colón a la Provincia de Panamá (La Chorrera). Esta actividad duró más de un año.

En el ínterin, varios moradores del área se acercaron a la Universidad de Panamá para manifestar su deseo de comprar y titular sus tierras, originalmente eran una diez y seis personas y finalmente unas veintidós. Cabe aclarar que cuando se ubicó la finca, nos percatamos que toda estaba ocupada, que existen pueblos, cementerios, escuelas, iglesias, pequeños y medianos tenedores, o sea que no existía un solo metro de la finca que no estuviese ocupada.

Frente a la solicitud de los pequeños tenedores de tierra, se elevó una solicitud al Gobierno Nacional para que se permitiese la venta de la misma bajo los parámetros de los avalúos efectuados por Dirección General de Catastro y Bienes Patrimoniales del Ministerio de Economía y Finanzas por la Contraloría General.

Hecha por un tercero, ya que los actuales ‘propietarios’ son terceros que supuestamente compraron de buena fe. Dicha demanda de inconstitucionalidad se encuentra en la Corte Suprema de Justicia esperando su decisión.

La posición actual del Rector de la Universidad de Panamá y su equipo asesor es:

1)Que el Gobierno Nacional permute dichas tierras.

2)Que se autorice la venta a los pequeños tenedores de tierra que así lo soliciten y se venda al precio de avalúo estatal.

3)Que se suba a Panamá Compras y se venda dicha propiedad tal como está.

Por tanto es completamente falso lo indicado en la noticia mencionada ya que:

1)Ni la Universidad de Panamá ni sus funcionarios han hecho, hacen o harán ‘negociados’ con dichas tierras. Todo lo actuado sobre ellas se hizo hace casi 30 años.

2)Fue por primera vez y once rectores después que el actual Rector mandó ha hacer un ordenamiento de todos los bienes patrimoniales que en tierras tenía la Universidad de Panamá. Por lo que la noticia sigue falseando la verdad al decir que: ‘En 14 años de la rectoría de Gustavo García de Paredes no se ha hecho nada para defender este patrimonio de la UP.’

Advirtiendo que no solo se investigó las tierras de la finca Las Mercedes sino todas a nivel nacional.

3)En cuanto a las denominadas ‘Fincas 463 y 2295’, la propia noticia indica que ‘fueron borradas del Registro Público’, por lo que el trabajo de investigación en este momento es determinar su existencia real y no presuntiva. Para desvirtuar la buena fe registral hay que tener las pruebas concretas.

4)La titulación y venta de tierras por parte de Reforma Agraria hace más de 30 años, no es imputable a la actual administración de la Universidad de Panamá y es precisamente en este sentido que se ha interpuesto una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia.

5)Estimamos que la tergiversión en la noticia es totalmente mal intencionada.