Temas Especiales

09 de May de 2021

Nacional

Metrobús ocasiona accidente en la 24 de Diciembre

Una Coaster repleta en pasajeros que viajaba desde Cañitas hacia la ciudad de Panamá, colisionó con un Metrobús en el corregimiento de l...

Una Coaster repleta en pasajeros que viajaba desde Cañitas hacia la ciudad de Panamá, colisionó con un Metrobús en el corregimiento de la 24 de Diciembre.

Testigos señalan que el conductor de la Coaster, le hizo señas al conductor del Metrobús para que no saliera, porque ya venía muy cerca, pero este avanzó.

Sira Rodríguez, quien viajaba en el primer puesto de la Coaster, dijo que no venian a velocidad, o de lo contrario hubiera muerto. Recordó que el conductor le dijo "agárrate porque va a pegar de tu lado".

La joven dijo que la imprudencia fue del operador de Metrobús, que salió y se atravesó con el vehículo que es muy largo.

El accidente dejó al menos 16 heridos que viajaban el la "chiva" de Cañitas, los cuales fueron socorridos por tres ambulancias que llegaron al lugar, según información de TVN.

No hay comunicación de inspector a conductor

Por otra parte, varios usuarios del Metrobús que abordaron en la recién inaugurada parada de la Doña en la 24 de Diciembre, se quería "comer vivo" al conductor.

El bus 010197H, iba repleto con usuarios de pie que viajaban hacia sus trabajos la mañana de este lunes, cuando de repente el conductor sale de la vía rápida y entra a Costa de Este.

Un señor que iba casi dormido a ver que estaban entrando a Costa del Este, se asustó y preguntó ¿Para dónde Vamos?, yo agarre un bus que me llevaría a la Terminal de Albrook.

Todo el mundo iba confundido. Del transporte nadie se bajaría por esa zona, por lo que reaccionaron en coro pidiendo una explicación al conductor, que dijo "yo no tengo la culpa, sino los inspectores que me mandaron para acá".

"Todos formamos la fila para ir de la 24 a la terminal", ¿Qué pasó?, dijo un pasajero. El conductor respondió, "yo sigo un programa y si me dicen que entre a Costa del Este, yo entro, es más, le pregunte a la inspectora y me dijo de forma grosera "dale".

Los quejosos se molestaban cada vez más, pues se hacia tarde y decían no tener tiempo para hacer turismo, pero reconocieron que el operador no era el culpable del tour forzoso.

Los usuarios culparon a los inspectores, señalando al igual que el conductor, que ellos son groseros y no se saben organizar, ya que varias veces son los que hacen que las personas rompan filas.

"Deberían poner carteles que digan donde uno se tiene que parar para abordar el bus de nuestro destino. Un día aquí y otro allá. Ellos sabia que está fila no iba para Costa del Este y ahora miren lo que pasó", dijo una señora quien señalo que llegaría tarde a su trabajo.