20 de Oct de 2021

Nacional

Seis horas de paralización

PANAMÁ OESTE. Tras varias horas de cierre total de la calle que conduce hacia la comunidad de Puerto Caimito, en La Chorrera, en protest...

PANAMÁ OESTE. Tras varias horas de cierre total de la calle que conduce hacia la comunidad de Puerto Caimito, en La Chorrera, en protesta por el alza del pasaje, ayer transportistas de dicha ruta decidieron mantener la tarifa de 45 centavos a pesar de que reconocen que como en el resto del país también son afectados por el alto costo del combustible.

La protesta de los moradores de Puerto Caimito, en especial de las 5 mil familias residentes en la barriada Brisa Mar, se dio en rechazo del aumento de la tarifa estipulada ahora en 55 centavos para el público en general y 30 centavos para los estudiantes.

Este lunes los moradores de dicha barriada acordaron cerrar la calle a partir de las 4:00 de la mañana de ayer, para exigir la presencia de los funcionarios de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre, tanto a nivel regional como nacional, pero estos —como de costumbre— no llegaron.

Al lugar se presentaron el alcalde Javier Herrera, el diputado Aris De Icaza y la representante Deyanira de Naterón, los cuales mediaron para la solución del problema y al final lograron, ayudados más que nada por la presión de los usuarios, que los transportistas desistieran de su intensión de aumentar el pasaje.

Otro hecho que molestó a los transportistas aunque fue bien acogido por los usuarios es la introducción de los llamados ‘Metro-Aris’, buses que fueron asignados por el diputado Aris De Icaza para brindar el servicio de transporte en esa área completamente gratis.

Sobre el particular, el transportista Luis Miguel dijo que ‘esperamos que esos busitos no continúen porque eso fue bastante dañino para nosotros y nosotros estamos dejando todo como estaba’.

Los residentes de la barriada Brisa Mar criticaron la publicidad engañosa que utilizó la inmobiliaria que les vendió las casas, que les prometió que tendrían busitos las 24 horas del día, cosa que nunca fue cierta.