16 de Oct de 2021

Nacional

¿Dónde está el estudio que avala ‘La Tuza’?

PANAMÁ. Las condiciones del Hospital Santo Tomás, parte del patrimonio histórico de nuestro país, son deplorables: jardines-herbazales q...

PANAMÁ. Las condiciones del Hospital Santo Tomás, parte del patrimonio histórico de nuestro país, son deplorables: jardines-herbazales que se utilizan como estacionamientos y campo de juego; remodelaciones hechas al capricho de quienes han heredado estos bienes, como el que ocupa la Universidad de Panamá. Un monumento abrigado al abandono.

Lo anterior no parece motivo de preocupación para que las autoridades que dirigen el nosocomio —encabezadas por el doctor Elías García Mayorga; y la Dirección de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura (INAC)— cumplan con lo que les obliga la ley y velen por su mantenimiento.

Pero más amenazante aún es el proyecto de ‘La Tuza’, que también contempla el uso subterráneo del jardín del hospital. Así lo atestiguan las 16 agrupaciones que este miércoles se pronunciaron en contra del proyecto y formaron un frente común.

Para el megaproyecto se hicieron dos diseños. El primero fue presentado por los arquitectos norteamericanos de SOM y por él el MEF pagó 300 mil dólares. Luego, un modelo de la firma Mallol y Mallol, tras una licitación para el diseño y construcción, descartó la propuesta de SOM.

A las voces que se oponen, el presidente del Patronato del Hospital Santo Tomás, el ministro de Salud, Franklin Vergara, señala que el uso de los jardines se canjea por el remozamiento del edificio principal.

Sin embargo, hasta noviembre del año pasado no había un estudio del deterioro del bien patrimonial ni tampoco se conocía si se recibirían dividendos por los cientos de estacionamientos subterráneos que soportarían los jardines.

Jaime Zárate, director de Patrimonio Histórico hasta el año pasado, señalaba que su oficina no haría ningún estudio de uso del suelo y las afectaciones de las torres, y que la otra parte interesada —el MEF— tampoco había llevado ningún documento sobre estas evaluaciones. ‘No hay respuestas nuevas que dar; en este momento no existe ningún estudio que estime los costos de las restauraciones. Para saber el costo de estos trabajos hay que realizar un estudio previo’, afirmaba Zárate el 12 de noviembre de 2010.

Pero Zárate fue removido de su puesto en Patrimonio Histórico y nombrado como asesor del INAC. En su reemplazo llegó Sandra Cerrud.

A mediados de marzo, la Dirección de Patrimonio Histórico dio luz verde a ‘La Tuza’.

PELIGRO PARA LA SALUD

Los daños de la Torre Financiera van más allá de la destrucción del monumento histórico, pues atentan contra la salud pública al utilizar el terreno del Centro Nacional de Biológicos.

La Estrella envió un cuestionario al INAC para conocer el estudio que avaló el proyecto, pero al cierre de la nota no habían enviado respuestas.