Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Nacional

Persisten críticas contra Martinelli

PANAMÁ. Que renuncien a sus cargos todos los funcionarios involucrados en los más recientes escándalos por la entrega de millones de dól...

PANAMÁ. Que renuncien a sus cargos todos los funcionarios involucrados en los más recientes escándalos por la entrega de millones de dólares de allegados de David Murcia Guzmán a la campaña del presidente Martinelli, y de tráfico de chinos en el Servicio Nacional de Migración (SNM).

Así lo solicitaron ayer tanto dirigentes de la sociedad civil organizada como los precandidatos presidenciales por el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) Samuel Lewis Navarro y Javier Martínez Acha.

La exigencia arropa a los directores de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, Enrique Ho Fernández; el ministro de Turismo, Salomón Shamah —de quien, aseguran, no tiene visa estadounidense—; y de la directora del SNM, María Cristina González, porque ‘hay un encubrimiento generalizado’, según Lewis Navarro.

Por su lado, Martínez Acha pidió la dimisión de los funcionarios para que respondan ante las instancias competentes por qué la campaña de Cambio Democrático recibió dinero de Murcia.

‘Este es un entramado que deberá ser aclarado si no ahora, en un futuro muy próximo para deslindar las responsabilidades que competen por estos exabruptos que colocan en un grave riesgo la institucionalidad democrática’, agregó.

En el mismo sentido se refirió el constitucionalista Miguel Antonio Bernal, quien cuestionó la versión que dio Ho Fernández por la entrega de fondos a la campaña de CD. ‘¿Él cree que nos chupamos el dedo?’, dijo.

Pero, a las sombras del cierre de filas de los opositores, el miembro de la sociedad civil Mauro Zúñiga denunció un supuesto acto de hostigamiento por parte del gobierno. Según dijo, un auto sin placa y vidrios oscuros estuvo merodeando su casa ayer.

La Asamblea Ciudadana repudió los hechos, así como el uso de una imagen de Zúñiga en una publicidad que desde el viernes CD pautó en medios televisivos, para desacreditar a la oposición y a un periodista.