19 de Oct de 2021

Nacional

SINAPROC y Alcaldía unidos para sancionar a panameños

Pronto será una realidad y quienes sigan arrojando basura a las calles irán a la cárcel y pagarán una multa que va desde 5 dólares hasta...

Pronto será una realidad y quienes sigan arrojando basura a las calles irán a la cárcel y pagarán una multa que va desde 5 dólares hasta 5 mil dólares.

La Alcaldía de Panamá avanza en la elaboración de un decreto que busca enviar a prisión a todas aquellas personas que arrojen basura a los ríos y quebradas para evitar futuras inundaciones, epidemias y obstrucción de alcantarillas.

"A todos aquellos cochinos porque ya está bueno de estar aplicando multas, vamos a meterlos presos", advirtió el alcalde capitalino Bosco Vallarino.

La medida municipal surge en medio de las constantes obstrucciones y desbordamiento del vías y ríos y pérdidas de bienes de panameños.

Igualmente, ya se cuenta con el apoyo del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), adscrito al Ministerio de Gobierno. El director de la entidad, Arturo Alvarado, expresó que conducirán a las personas a las Corregidurías para que sean multadas.

La única alternativa en esta medida municipal que se le permitirá a las personas que se atrapen violando este decreto será que en vez de ir a cumplir la sanción en prisión tendrán que pagar la pena recogiendo basura en los ríos y quebradas y barriendo las calles.

La Policía Municipal, los concejales, los corregidores y la propia Alcaldía tendrían la labor de conducir a los infractores y supervisar.

La iniciativa de sancionar a los panameños "cochinos" como dice el alcalde de Panamá no es nueva. En enero de 2011, el diputado opositor Irene Gallego, del Partido Popular, presentó un anteproyecto a la Asamblea Nacional para aumentar las sanciones de 50 dólares a una pena de 5 mil dólares a todas las personas que arrojen basura a calles y vías públicas.

El documento, que modificaría la Ley 30 de 12 de Julio de 2000 que promueve la limpieza de los lugares públicos, contempla sanciones por arrojar desperdicios a las calles, vías y sitios públicos de 5 dólares a 500 dólares. Empero, la propuesta del alcalde es de 5 dólares a 5 mil dólares.