20 de Oct de 2021

Nacional

Reuniones en medio de fricciones de alianza

La tensión en la "Alianza por el Cambio" ha llevado al partido gobernante Cambio Democrático (CD) y sus colegas del Partido Panameñista ...

La tensión en la "Alianza por el Cambio" ha llevado al partido gobernante Cambio Democrático (CD) y sus colegas del Partido Panameñista ha realizar diferentes reuniones.

En horas de la mañana en la Presidencia de la Asamblea, miembros de las dos bancadas se sentaron en la misma mesa, pero al final cada uno mantuvo a su candidato a presidente del Legislativo. Por un lado, el CD: candidatizó al diputado Mario Miller y se habla de Fernando Carrillo y en las filas del panameñismo a Alcibiades Vásquez.

Ese acercamiento y donde se mostraron tranquilos tratando de mandar un mensaje al país de diálogo, no quedó allí.

En la sede nacional del partido CD, en Plaza Carolina, en Juan Díaz, se registró una gran reunión para abordar el tema de las fricciones de alianza y se dio un pronunciamiento al país sobre la segunda vuelta electoral.

El mandatario Ricardo Martinelli, presidente del colectivo gobernante, esperado desde las 5 de la tarde, llegó a las 6:01 de tarde.

Igualmente, los diputados del panameñismo se reunieron desde las 2 de la tarde en la oficina del diputado José Luis Varela en el Edificio Anayansi, y no acudió su presidente, el vicepresidente de la República, Juan Carlos Varela. Hay miembros de la actual Junta Directiva.

Este colectivo, el segundo más importante de Panamá y de membresía, no apoya la segunda vuelta electoral en medio del proyecto de reformas al Código Electoral, lo que hizo que el CD rompiera el pasado jueves 26 de mayo el pacto político de rotación anual de la Presidencia de la Asamblea.

Martinelli y Varela, en medio de la tensión política parecido a como lo hicieron el 27 de enero de 2009 en La Hacienda de San Isidro cuando sellaron su alianza política de cara a las elecciones, se fueron de viaje privado este fin de semana a Inglaterra. La diferencia que no hubo pronunciamiento público, pero sí uso del Twitter para hablar.