22 de Feb de 2020

Nacional

‘Los indignados panameños somos más’

PANAMÁ. Los grupos sociales del país también tejieron redes de solidaridad en rechazo al actual sistema político y económico del mundo. ...

PANAMÁ. Los grupos sociales del país también tejieron redes de solidaridad en rechazo al actual sistema político y económico del mundo. La protesta mundial de los ‘indignados’ celebrada en diversas ciudades de Europa y América encontró eco en el istmo.

En Panamá se realizaron dos concentraciones: en la Plaza 5 de Mayo, convocada por el Frente Nacional por la Defensa Social, y en la Plaza Porras, citada por el Colectivo y la Unión de Lucha Integral de los Pueblos.

En ambos sitios hubo discursos en contra del sistema político y económico del país. Temas como el proyecto de ley que crea la Asociación Público Privada, las violaciones de los derechos humanos y el estilo ‘totalitario’ de gobernar del presidente Ricardo Martinelli, salieron a relucir.

En la 5 de Mayo, por ejemplo, en una de las pancartas se leía: ‘Los indignados somos más’, frase extraída del eslogan de campaña de Martinelli ‘Los locos somos más’. Mientras que en la Plaza Porras la pancarta más grande decía: ‘No podrás comprar mi vida’.

Todo esto, a pesar de la lluvia que caía ayer en la ciudad de Panamá. Ambos grupos se citaron desde las 2:00 de la tarde y de esta manera se unieron al llamado mundial de la manifestación de los ‘indignados’, aunque algunos en Panamá optaban por llamarlos los ‘cabriados’.

El de los ‘indignados’ es un movimiento que surgió en mayo pasado en las calles de Madrid, España, impulsado por los jóvenes en repudio al sistema financiero y para exigir una democracia más representativa.

En la Plaza 5 de Mayo, una danza ofrecida por el grupo denominado Mujeres Emprendedoras Indígenas Kuna, regaló la danza de ‘Koke’, para animar al público.

Uno que otro curioso se acercó a escuchar mientras miembros del Frente Amplio por la Democracia (FAD) repartían volantes para dar a conocer al grupo que busca sumar adherentes para constituirse legalmente y participar en las próximas elecciones.

Los indígenas también alzaron su voz de protesta: ‘Al gobierno le pedimos que respete al pueblo, que escuche sus peticiones, que se dejen de robarles a los pobres. No queremos minería, afuera las hidroeléctricas’, dijo Celio Guerra, del Movimiento Independiente Ngöbe Buglé

Grupos universitarios, dirigentes sindicales, ambientalistas, algunos con paraguas en mano seguían consignas como: ‘Presidente qué te pasa, no eres dueño de Panamá’.