Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

Acusan a policías de complicidad

PANAMÁ. El caso del secuestro y asesinato de los cinco jóvenes panameños registrado en La Chorrera sigue dejando dudas.

PANAMÁ. El caso del secuestro y asesinato de los cinco jóvenes panameños registrado en La Chorrera sigue dejando dudas.

Después que las autoridades panameñas dieron instrucciones a Interpol y a la policía de República Dominicana el mes pasado para capturar a un segundo sujeto, presuntamente implicado en el caso, ayer vía telefónica desde República Dominicana una persona identificada como Fermín Antonio Tavares, el segundo sospechoso, expresó a través del noticiero matutino de Telemetro Reporta que está dispuesto a entregarse, siempre y cuando no intervenga la justicia panameña, por la corrupción que existe. Tavares pidió que se investigue a dos miembros de la Policía Nacional (PN) que estuvieron vinculados al dominicano Alcibíades Méndez, el confeso que se mantiene detenido.

Tavares relató que Méndez se le acercó con dos policías para ofrecerle participar en un ‘negocio’, sin explicarle realmente que se trataba de un secuestro. Según Tavares, recibió una amenaza de Méndez, quien le aseguró que de atreverse a denunciarlo lo arrastraría con él.

Tavares viajó en septiembre a su país para atender negocios familiares. El sospechoso solicitó al fiscal auxiliar, Dimas Guevara, que desmantele la red que existe y pidió que se investiguen los montos entregados por los familiares.

Gustavo Pérez, director de la PN, negó el fin de semana la participación de policías en los hechos; sin embargo, fuentes judiciales también confirmaron la vinculación de dos policías y que hubo contaminación en las investigaciones.

El viceministro de Seguridad Pública, Alejandro Garuz, calificó las declaraciones de Tavares como ‘sorprendentes’ y ordenó al Ministerio Público ampliar las investigaciones.