Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Nacional

Investigan accidente

PANAMÁ. La Contraloría General de la República emitió ayer un comunicado en el que informa que ya inició una investigación para determin...

PANAMÁ. La Contraloría General de la República emitió ayer un comunicado en el que informa que ya inició una investigación para determinar los hechos en los que se vio involucrado un auto oficial asignado al Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), que se accidentó en horas de la madrugada de este viernes.

El comunicado señala que Gioconda Torres de Bianchini, contralora de la República, se reunió con directores de la institución donde se decidió investigar lo acaecido, independientemente de las investigaciones que administrativamente realicen las autoridades del Instituto de Mercadeo Agropecuario.

La nota indica que De Bianchini precisó que a pesar de los constantes señalamientos que hace la Contraloría sobre el uso correcto de los bienes del Estado y en especial de la flota vehicular, los regentes de las entidades no están realizando un estricto control de los vehículos a ellos asignados.

Agregó que los últimos hechos en los que se han visto involucrados autos estatales, ameritan una revisión y modificación del Decreto N° 124 de 1996, que aborda el tema señalado.

SEREMOS INFLEXIBLES

Se trata del auto marca Pathfinder, color gris, asignado a la Dirección General, el cual era manejado por Amado Contreras, conductor de la institución, a quien se le habían dado instrucciones de dirigirse en la mañana de ayer viernes a la ciudad de Las Tablas, para continuar con la agenda de trabajo programada de las Jumbo Ferias.

El conductor se ha dirigido ante las autoridades a fin de asumir su responsabilidad.

Un comunicado de la Dirección de Relaciones Públicas del IMA indica que Diomedes Jaén, director General del IMA, quien se encuentra desde el jueves en Las Tablas, supervisando algunos proyectos, ordenó una investigación administrativa exhaustiva, a fin de aclarar las condiciones en que se dio este accidente y ejecutar las sanciones administrativas pertinentes, entre las cuales no descarta la destitución inmediata del funcionario, quien también deberá someterse a la justicia ordinaria.