Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

Noriega no quiso voluntariamente dar la cara

A eso de las 10:05 de la noche, todos se afilaban para ver, luego de 22 años, al exdictador Manuel Antonio Noriega.

A eso de las 10:05 de la noche, todos se afilaban para ver, luego de 22 años, al exdictador Manuel Antonio Noriega.

No fue así, él se negó a mostrarse voluntariamente ante los medios de comunicación de Panamá y el mundo, que dudaban que estaba en Panamá.

Allí, se le vio, en la sala que se hizo para hacerle su inspección final antes de entrar a su celda. Desde allí, se le observó en imágenes de televisión vestido con manga larga color rojo, pantalón blanco, zapatillas blancas y era transportado en silla de rueda.

Desde su silla de ruedas decía algunas palabras e incluso llegó a señalar hacia el lado de los medios.

Inicialmente, el mandatario Ricardo Martinelli pidió vía Twitter a la ministra de Gobierno, Roxana Méndez, que permitiera a los medios fotografiarlo y grabarlo para despejar las dudas, luego del señuelo de las 7:02 de la noche.

La ministra habló con el exhombre fuerte de Panamá, pero después confirmó que Noriega no quería hablar. "(Noriega) no quería ser parte de un circo mediático", adujo.

Entonces, el secretario general del Ministerio de Gobierno, Abdel Almengor, mostró una fotografía desde su celular únicamente. Esa sería la foto oficial de que sí está en el penal.

A las 10:08 de la noche, el director del Sistema Penitenciario, Ángel Calderón, expresó que "muchos lo vieron" y los medios vieron que "entraron sus pertenencias".

"Él se mantiene que no quiere ningún tipo de entrevistas", expresó y reiteró palabras que habría dicho Noriega que "no quiere ser parte de un circo".

No obstante, las críticas llueven. La abogada Idalia Martínez, de la Asamblea Ciudadana, explicó que "Noriega mostró su poder". "Mulino (José Raúl, Ministro de Seguridad) ni se le acercó, Roxana no sabía qué inventar, Calderón hasta mintió y a Martinelli ni el twitt le ayudó", dijo.