Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Nacional

La muerte de Hugo

Según consta en el informe de la Comisión de la Verdad, el 13 de septiembre de 1985, Hugo Spadafora, salió de su hogar en San Francisco,...

Según consta en el informe de la Comisión de la Verdad, el 13 de septiembre de 1985, Hugo Spadafora, salió de su hogar en San Francisco, Goicochea, Costa Rica, para abordar un avión de la línea SAN con destino a Coto 47. Allí abordó un taxi que lo llevó a Paso Canoa, donde almorzó en un restaurante. Mientras viajaba en un autobús, fue obligado a bajar del vehículo arbitrariamente en dos ocasiones por los retenes de la Fuerzas de Defensa. Era seguido por un agente de vestido de civil, Francisco Eliécer González Bonilla, conocido como ‘Bruce Lee’.

El médico panameño fue asesinado ese día en territorio panameño. Su cuerpo decapitado se encontró en una quebrada llamada El Roblito, población costarricense cerca de la frontera con Panamá. El cadáver presentaba signos evidentes de tortura y en su espalda las siglas F-8. En las misiones de búsqueda, nunca se encontró su cabeza.

El juicio por el asesinato de Hugo Spadafora fue en la provincia de Chiriquí, en la ciudad de David, el 20 de octubre de 1993. Presidido por el magistrado Luis Mario Carrasco, fueron enjuiciadas 10 personas. Los encausados por la decapitación de Hugo Spadafora fueron Luis Antonio Córdoba Morales, Francisco Eliécer González Bonilla, Agustín Olmedo De Gracia Espinoza, Mario Abel Del Cid, Julio César Morales , Adán Pittí Guerra, Eliécer Rivera De Gracia, Demetrio Rodríguez Gutiérrez y Jorge Antonio Villa Morales . Todos miembros de las Fuerzas de Defensa. De estos, siete optaron por una audiencia con jurado de conciencia, y fueron declarados inocentes. Se decretó la culpabilidad de los tres que pidieron un juicio en derecho: El general Manuel Antonio Noriega (juzgado en ausencia porque estaba detenido en Estados Unidos); Julio César Miranda y Francisco Eliécer González Bonilla. Tanto Miranda como Bonilla, cumplieron su condena de 20 años por el asesinato de Spadafora y salieron en libertad en 2010. Esta es una de las deudas que ex general Manuel Noriega tiene pendiente con la justicia panameña: cumplir una condena de 20 años por el crimen.

A pesar de todas las investigaciones que se hicieron y varias labores de búsqueda, no se pudo dar con el paradero de la cabeza de Hugo Spadafora. Ni siquiera los enjuiciados dijeron dónde quedó. Los familiares de Spadafora están convencidos que aún faltan muchas cosas por esclarecer sobre el asesinato de su hermano.