Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Nacional

El concurrido desfile de globos que trancó la ciudad

El desfile de globos, apoyado por el gobierno del presidente Ricardo Martinelli, fue concurrido este lunes 26 de diciembre y la familia ...

El desfile de globos, apoyado por el gobierno del presidente Ricardo Martinelli, fue concurrido este lunes 26 de diciembre y la familia disfrutó cada personaje.

Transmitido en cadena nacional por los canales TVN, Telemetro y RCM las personas pudieron verlo; incluso el mandatario Martinelli estuvo en el área y pedía a las personas que asistieran.

El gobernante insistió que era el desfile único en Estados Unidos y en Latinoamérica en Chile.

Los panameños acudieron desde temprano para ver los personajes animados de las cómicas, programas y entretenimiento infantil.

La emoción de ser parte de ese evento hizo que hubiera una nutrida convocatoria. La gente quería ver los globos hasta en los bordes de los puentes.

El ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino-, a quien Martinelli ha mostrado apoyo para candidato presidencial-, inauguró el desfile y se paseó en un carro saludando a la multitud.

Unos 3.1 kilómetros de la Cinta Costera fueron copados por niños, jóvenes y adultos, que buscaban la mejor esquina para mirar y tomar una "fotito".

Así se apreciaron globos gigantescos como el de Popeye, Peggy, de los Moppes; Bob Esponja, Elmo, de Plaza Sesamo; Bob Constructor; Pitufina, de la serie Los Pitufos; un reno; Santa Claus, la Rana René; la Pantera Rosa, y Barney.

Las ansias de verlos de cerca hacía que la gente subiera al puente peatonal y se quedara mirando, por lo que unas unidades del SIP y de la Policía Nacional estaban apostadas allí y tenían que pedirles que "circularan".

"Muy lindo, que belleza, los niños están contentísimos", dijo una señora, que comentaba, pero no dejaba de mirar el enorme globo de Pitufina, cuya película reciente rompió récord.

Pero tuvo sus críticas. El enorme tranque y la falta de tinacos de basura.

Ocurre que por la cantidad de gente que se aglutinó en los alrededores de la Cinta Costera casi hace colapsar el sector, hasta eso de las 9 de la noche el tráfico era pesado. Habían personas con niños sin saber qué hacer, ni por dónde pasaban los buses.

La entrada del Corredor Sur por Paitilla; las vías Transístmica, España, Calidonia, Casco Viejo, hasta la avenida Nacional estaban trancadas.

Habían carros estacionados en las isletas de la avenida Balboa y otros en la grama de la Cinta Costera.

A los vendedores de comida, habilitados para la actividad, se les hacían enormes filas y tenían la soda caliente.

Los Metro Bus no se programaron para la contingencia y no dejan subir a las personas, reclamó una señora en una caseta con un niño de brazo y otro menor.

Algunos avivatos conductores de "Diablo Rojo" recogían a las personas por 50 centavos, cerca del Complejo Hospitalario, y las llevaban solo a la Gran Estación, de San Miguelito, para volver a repetir la vuelta. No habían policías de tránsito y escaseaban los de seguridad.

Organizadores del desfile dijeron a la televisión que calculan que asistieron unas 300 mil personas, que estuvieron desplegadas en toda la Cinta Costera.

Pero lo que nadie puede dudar es que quedaron impresionados por la actividad de los gigantescos globos, que tenía a los niños felices.