Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

Limpian playa en la Costa Abajo

COLÓN. Más de 150 bolsas de basura de todo tipo fueron recogidas de las playas de la comunidad de Miguel de la Borda, en el distrito de ...

COLÓN. Más de 150 bolsas de basura de todo tipo fueron recogidas de las playas de la comunidad de Miguel de la Borda, en el distrito de Donoso, luego que esta se había convertido en un improvisado vertedero.

A pesar de esta jornada de saneamiento del sitio utilizado también como un balneario por locales y visitantes, queda la interrogante de dónde se depositarán los desechos que generan los habitantes de este pueblo, que tampoco cuenta con equipos para la recolección de la basura.

Pedro Camargo, líder de la comunidad, manifestó que el problema se agudiza por los desechos que son arrastrados por el mar y el río, pero las personas no tienen otra opción que lanzar la basura en la playa al no existir un área para su adecuada disposición.

La playa estaba cubierta por envases plásticos de todos tipo de productos, latas, chancletas, vasos y platos desechables de foam, que fueron recogidos por personal voluntario de diversas instituciones, tales como la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP), la Autoridad Nacional del Ambiente ANAM, Ministerio de Obras Públicas y la empresa de recolección de desechos sólidos del distrito de Colón, Aguaseo.

Fue necesario el uso de un tractor y un camión para el traslado de la basura recolectada al vertedero de basura Monte Esperanza, en el distrito de Colón, donde se espera recibir parte de estos desechos de forma gratuita por un mes como alternativa mientras el municipio de Donoso busca una solución al problema, según informó Marta Cecilia Escobar, de Aguaseo.

AUTORIDAD

Por su parte, Isabel Ayarza, vicealcaldesa de Donoso, reiteró que ante la falta de un terreno, se hizo costumbre enterrar la basura y desperdicios en la playa pero el efecto de las olas las ha dejado al descubierto, por lo que el municipio agiliza la búsqueda de un sitio para la construcción de un relleno sanitario.

La preocupación de la ARAP y la ANAM es que el problema persista y provoque la contaminación de estas playas.