Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Nacional

Moradores de Santa María atrapados en sus casas

HERRERA. Una polémica que comenzó al mismo tiempo que la majestuosa obra que, se supone, traería beneficio y desarrollo a las comunidade...

HERRERA. Una polémica que comenzó al mismo tiempo que la majestuosa obra que, se supone, traería beneficio y desarrollo a las comunidades de la provincia de Herrera se ha transformado en una seria disputa y denuncias de sus moradores.

Hablamos de la construcción de los cuatro paños del trayecto Divisa – Chitré.

Y es que, según los moradores del corregimiento de Santa María, en la provincia de Herrera, el diseño de la vía es un completo desastre y mencionan algunas irregularidades: las veredas obstruyen la entrada a sus casas; les cambiaron una carretera de cemento por una de asfalto; y durante el invierno sus casas se inundan.

Los quejosos se preguntan adónde está la supervisión del Ministerio de Obras Públicas y cuestionan por qué esta vía tiene tantos defectos de construcción.

Anita Tello, ingeniera y vocera de la comunidad, explicó que han hecho unos hombros en los que se estanca el agua cuando llueve y se mete hasta la sala de sus viviendas. Al mismo tiempo, señaló que se les hizo un trabajo disparejo e irregular, por lo que nadie puede caminar por allí con seguridad. Mencionó, además, que muchos jóvenes y adultos se han caído y han sufrido fracturas de sus piernas por esta situación.

En esta vía se han registrado dos accidentes de tránsito con resultados fatales, ambos se atribuyen, según los pobladores de la comunidad de Santa María, al pésimo diseño del proyecto en ejecución.

‘Yo soy muy mayor y me cuesta caminar por la orilla, ya que es un muro muy alto, con el cual hay que tener mucho cuidado, por lo que he optado por no salir; pienso que el gobierno debe hacer algo para que se corrija’, dijo Manuela Moreno, una residente afectada.

La construcción del tramo Divisa-Chitré es una promesa del presidente de la república, Ricardo Martinelli; sin embargo, los moradores de Santa María ahora se sienten atrapados en sus propias casas.

‘Para entrar a mi casa tengo que dar la vuelta, desde que se construyó esta especie de vereda no he podido entrar a mi casa por el frente; muchos de mis vecinos han tenido que romper parte del muro para poder entrar a sus residencias; y esto no puede ser’, expresó Rafael González Lara.

Ha sido una lucha constante que han incluido protestas y reclamos para que la administración de Martinelli tome cartas en el asunto; sin embargo, para los moradores de Santa María, que es la primera comunidad donde inicia el tramo en construcción, la polémica continua y exigen al Gobierno Nacional que ejecute a la empresa, pues están de acuerdo con la obra, pero que se construya bien.