La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Nacional

Diplomático panameño niega haber violado a joven de 19 años

Erick Shcks Bairnals, diplomático panameño arrestado en Filipinas por una supuesta violación, rechazó este viernes las acusaciones hech...

Erick Shcks Bairnals, diplomático panameño arrestado en Filipinas por una supuesta violación, rechazó este viernes las acusaciones hechas ante la Policía por la joven filipina de 19 años que le denunció por ese presunto delito.

Bairnals, de 35 años y oficial técnico evaluador de la Autoridad Marítima de Panamá en Filipinas, dependiente de la embajada de ese país, dijo en entrevista a EFE que la denunciante mantuvo relaciones sexuales con él por propia voluntad durante la noche del pasado lunes.

La Cancillería panameña confirmó este viernes que han tenido conocimiento de que un funcionario de la Oficina Regional de Documentación de la Dirección de Gente de Mar de la Autoridad Marítima de la República de Panamá, acreditado como diplomático ante el Gobierno de la República de Filipinas, fue detenido por las autoridades filipinas por la supuesta comisión de un delito de carácter sexual.

La nota menciona que, en cumplimiento la Cancillería panameña ha exigido formalmente al Gobierno filipino el respeto de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de Naciones Unidas de 1961 y que frente a los supuestos hechos denunciados se le brinden las garantías legales al debido proceso.

De igual manera, menciona que se ha informado a las autoridades competentes de Filipinas su total disposición para colaborar en las investigaciones que adelanten las autoridades de ese país, a fin de esclarecer los confusos hechos que han conllevado a la denuncia interpuesta en contra del funcionario panameño, quien según EFE, dijo que "Después de ir a cenar nos estuvimos besando toda la noche en un bar y cuando llegamos a mi casa, tuvimos sexo con su consentimiento, ella misma se desnudó y fue muy apasionada.

El diplomático panameño relató ante las autoridades que después le pidió a la joven que se quedara a dormir, pero ella dijo que no podía y se fue.

Agregó que “en la grabación de las cámaras de seguridad de mi edificio se puede ver que nadie la forzó a venir a mi casa”.

Schks Bairnals explicó que al día siguiente la joven le llamó por teléfono para tener otra cita, pero cuando se encontraron, varios agentes vestidos de paisano se abalanzaron sobre él y le detuvieron en el distrito de Makati de la capital filipina.

"Ella me dio "el beso de Judas", y acto seguido los policías me agarraron y me gritaron que dejara de violar a chicas filipinas", dijo el detenido.