Temas Especiales

01 de Feb de 2023

Nacional

La ineficiencia que cuesta 3 mil millones de dólares

PANAMÁ. Tiene un presupuesto para la actual vigencia fiscal que supera con creces los $3 mil millones; sin duda, el más alto entre las i...

PANAMÁ. Tiene un presupuesto para la actual vigencia fiscal que supera con creces los $3 mil millones; sin duda, el más alto entre las instituciones públicas del país.

Además, han pasado tres años desde aquella promesa presidencial de poner a funcionar esta institución como un verdadero reloj suizo, que contrasta, por ejemplo, con la situación de los que hoy sufren las secuelas del envenenamiento masivo con el dietilenglicol, que casi a diario imploran un trato humanitario.

La Caja de Seguro Social (CSS) sigue siendo —como lo ha sido en las últimas décadas— una institución con altos estándares de ineficiencia en la que los casi 3 millones de afiliados a su red no cuentan con las garantías de una cobertura sanitaria que pudiera considerarse ‘regular’.

De los 2.8 millones de afiliados (entre asegurados y beneficiarios) —según los cálculos de especialistas consultados por La Estrella— ‘casi un millón’ no utiliza los servicios de salud. ¿La razón? No confían en un modelo de atención que no es expedito ni seguro. Además, la institución tiene un cuadro básico de medicamentos con notables limitaciones.

Francisco Sánchez Cárdenas, exdirector de esta entidad hasta 1989 y miembro del Partido Revolucionario Democrático, es un convencido de que el actual modelo de atención se agotó hace rato.

Pese a que considera que en el país existen buenos indicadores de salud, si son comparados con otros países de la región, la CSS debería convertirse en una entidad que se limite a velar por el sistema de pensiones y jubilaciones, para darle paso a una Autoridad de la Salud que centralice la cobertura sanitaria de toda la población y que se sostenga en dos pilares específicos: medicinas preventiva y curativa.

En la Administración, ahora muy ocupaba en resolver los problemas de la huelga que declaró un sector de sus médicos, técnicos y administrativos, están convencidos que las cosas van bien encaminadas.

En su abanico de logros mencionan la eliminación de las largas filas en horas de la madrugada para obtener una cita, la construcción de 26 nuevas instalaciones de salud y el aumento a los jubilados.