Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

Magistrado pide suspender obras

PANAMÁ. Contrario a la imagen que se ha vendido a la ciudadanía, a lo interno de la Corte Suprema de Justicia no existe un criterio unif...

PANAMÁ. Contrario a la imagen que se ha vendido a la ciudadanía, a lo interno de la Corte Suprema de Justicia no existe un criterio unificado sobre el derribo de cuarenta árboles para la construcción de un edificio de estacionamientos para los automóviles que llegan a la máxima corporación de justicia del país, ubicada en las faldas del Cerro Ancón.

Mientras activistas de los grupos se ataban a los árboles, y residentes del barrio comparecían al pleno de la Asamblea Nacional para evitar el ‘‘arboricidio’’, el magistrado Harley James Mithcell reclamaba prudencia a sus colegas.

En una nota remitida a la directiva de la Corte Suprema y al resto de los magistrados, el magistrado propuso ‘la suspensión de las obras’.

Por medio de una nota fechada el lunes 9 de julio a la cual tuvo acceso La Estrella, Mithcell pide un diálogo con la comunidad de Ancón, la empresa constructora del edificio y los grupos ambientalistas.

Aunque los trabajos no se han iniciado, la empresa Constructora Corcione & Asociados, S.A. —contratada para la construcción del edificio— está facultada legalmente para avanzar las obras de construcción.

El Municipio de Panamá aclaró ayer que el proyecto de estacionamientos no ha sido suspendido. Informaron que suspendieron otro proyecto de estacionamientos que está a un lado de este proyecto.

Desde hace dos semanas, moradores del corregimiento de Ancón y grupos ambientalistas mantienen protestas en el área para evitar la tala de cuarenta árboles y diez palmas reales.

Aunque han solicitado una reunión con la directiva de la Corte Suprema, hasta el momento sus reclamos no han sido atendidos y funcionarios de la institución han señalado a los medios de comunicación que la construcción del edifico es necesaria y que se cumplió con las normas legales.