Temas Especiales

05 de Jun de 2020

Nacional

Dos familias indígenas esperan indemnización

PANAMÁ. Bernardo Morales está en la ciudad capital reclamando justicia. Morales es hijo de Carolina Tera, una de las cabezas de familias...

PANAMÁ. Bernardo Morales está en la ciudad capital reclamando justicia. Morales es hijo de Carolina Tera, una de las cabezas de familias ngäbe que exige a la empresa AES Changuinola una indemnización justa por la inundación de sus tierras, como consecuencia de la construcción de la hidroeléctrica Changuinola I.

Morales narró que, además de su madre Carolina, su tío Santos Morales aún no ha sido indemnizado. Son dos fincas, que suman 33 hectáreas, que quedaron bajo el agua en mayo del año pasado, cuando la empresa cerró las compuertas de la hidroeléctrica.

El agua empezó a inundar la zona y las familias abandonaron sus casas para asentarse en un área más elevada.

Con las fincas anegadas, ambas familias continuaron las negociaciones con la empresa. El 17 de noviembre de 2011 fue la última reunión y en enero pasado, se les envió una carta para seguir con las conversaciones, pero hasta la fecha no han dado respuesta, amplió Morales.

A pesar de esta realidad, la semana pasada el presidente de la República, Ricardo Martinelli, inauguró la hidroeléctrica, que suministra el 15% de la energía eléctrica que se consume en el país.

Humberto González, directivo de AES, incluso dijo en TVN que el ‘proyecto había terminado en armonía con las comunidades’, además de que habían cumplido con los compromisos adquiridos con las comunidades.

La familia de Morales vive actualmente a tres metros de la orilla del embalse esperando una indemnización.