Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Nacional

Buscan mayoría sólida en la CSJ

PANAMÁ. El gobierno de Ricardo Martinelli teme que se repita el ‘síndrome Yara Campo’ al reemplazar a Gerardo Solís en el Tribunal Elect...

PANAMÁ. El gobierno de Ricardo Martinelli teme que se repita el ‘síndrome Yara Campo’ al reemplazar a Gerardo Solís en el Tribunal Electoral (TE).

Diversas fuentes indicaron que, tras el inédito empate en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), durante el último pleno para llenar una vacante en el Segundo Tribunal Superior (STS), el gobierno está consciente de que no cuenta con el ‘quinto voto sólido’ que garantice la mayoría en el pleno de la Corte.

Hace una semana, Aníbal Salas, designado en 2002 por Mireya Moscoso, rompió filas con las huestes oficialistas cuando apoyó la designación de Enrique Mon, como magistrado del STS. Mon ya contaba con la aprobación de tres magistrados, Harley Mitchell, Oydén Ortega y Víctor Benavides, nombrados en el gobierno PRD de Martín Torrijos, para convertirse en el nuevo integrante del STS.

Sin embargo, el quinto voto nunca llegó: el magistrado Jerónimo Mejía, también nombrado durante el régimen de Martín Torrijos, se abstuvo y, por ende, no hubo decisión oficial. Los otros cuatro votos, todos para el juez penal Adolfo Mejía, provinieron de los cuatro magistrados nombrados por Martinelli: Alejandro Moncada, Hernán De León, Harry Díaz y Luis Fábrega.

Esa votación encendió las alarmas a mitad de camino para designar al reemplazo de Gerardo Solís como magistrado del TE. La Estrella supo que el presidente Martinelli no quiere vivir lo sufrido por su antecesor Torrijos.

EL ‘INCIDENTE YARA CAMPOS’

En el año 2006, el Órgano Judicial debía escoger al reemplazo de Eduardo Valdés en el TE. En aquella ocasión, los favoritos eran Gerardo Solís, entonces fiscal General Electoral y apoyado por el expresidente Ernesto Pérez Balladares, y Yara Campo, favorita de Torrijos que fungía como directora ejecutiva del TE.

Un día antes de la selección, a Torrijos le garantizaron que Campos tenía el apoyo de Harley Mitchell, Víctor Benavides, Esmeralda de Troitiño, Adán Arjona y Graciela Dixon. No obstante, al momento de la escogencia, Dixon cambió de parecer y decidió el triunfo de Solís, que también recibió el voto de José Troyano, Alberto Cigarruista, Winston Spadafora y Aníbal Salas.

A manera de premio de consolación, Yara Campos fue escogida como magistrada suplente de Solís y se ha mantenido, hasta la fecha, como directora ejecutiva institucional del TE.

LAS ESTRATEGIAS

Tomando en cuenta este antecedente y el reciente empate en la CSJ, el gobierno de Martinelli baraja dos estrategias para garantizar la mayoría al escoger al reemplazo de Solís.

Una es recurrir a la ex- presidenta Mireya Moscoso, una estrecha aliada de Martinelli. No obstante, aunque Salas, que termina el 31 de diciembre como magistrado, escucha y respeta a Moscoso, la fórmula no ofrece 100% de garantías.

La otra maniobra sería prolongar la sustitución a Solís hasta enero, cuando ya Salas se ha marchado y el gobierno ha colocado a un quinto magistrado en la CSJ. Solís termina su periodo el 14 de noviembre de 2012.