Temas Especiales

05 de Jun de 2020

Nacional

Los santiagueños quieren Metrobús

SANTIAGO. El sistema de transporte interno en Santiago es blanco de críticas por parte de los usuarios.

SANTIAGO. El sistema de transporte interno en Santiago es blanco de críticas por parte de los usuarios.

‘Pésimo. Siento que es muy caro y muy malo y lo tenemos que vivir a diario. Estaría dispuesta a pagar siempre que se me brinde comodidad’, comenta Doris Chong.

Zoraida Camarena, usuaria, expresó que el servicio en el interior es malo, caro y nadie le presta atención al derecho de un buen servicio para los usuarios en la provincia.

En la capital se invierten millones de dólares para mejorar el transporte, sin embargo, para las provincias no se ve nada. ‘Nosotros tenemos que seguir transportándonos como sardinas en latas. En un bus para 30 pasajeros van 60’, cuestiona Camarena.

Otro pasajero relata que durante un trayecto se escuchan cada minuto los córranse, señor camine hacia atrás, muévanse que hay espacio y son dos barras. Cualquier parecido con el lenguaje de los diablos rojos capitalinos no es casualidad, la flota de autobuses se quedó obsoleta y los propios transportistas reconocen el problema.

ALTERNATIVAS

Bernabe Duarte, presidente del Consejo de Transportistas del Interior (Contradin), reconoció que los buses que se están utilizando en algunas rutas urbanas no son los adecuados para ese servicio.

Duarte acotó que un contrato de concesión sería la respuesta que solucionaría el problema.

‘Si el Gobierno nos aprueba las concesiones nos podríamos organizar como empresas sólidas y tendríamos un respaldo financiero de las entidades bancarias y entonces podríamos comprar flotas de buses acorde con cada ruta.

Duarte dijo que en Santiago hay tres rutas, pero en ninguna se esta utilizando el bus adecuado porque los números no dan.

Por su parte, José Valdés, director regional de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) en la provincia, declaró que actualmente están en negociaciones con los transportistas para evaluar las concesiones que están solicitando.

De entregarse las concesiones, la ATTT fiscalizará las empresas para que cumplan las normas.