Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Dos consorcios por el contrato

PANAMÁ. A partir de marzo del próximo año, los presos cocinarán sus propias comidas. Así lo informó ayer el ministro de Gobierno, Jorge ...

PANAMÁ. A partir de marzo del próximo año, los presos cocinarán sus propias comidas. Así lo informó ayer el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega durante la apertura de sobres de la licitación de comidas para reos y custodios en las cárceles de las provincias de Panamá y Colón.

El ministro Fábrega dijo que la medida forma parte de un plan de resocialización para los privados de libertad, por eso, explicó, que la empresa que se gane la licitación tendrá que habilitar las cocinas en las cárceles.

‘Las empresas tendrán que invertir unos 8 millones de dólares para adecuar las cocinas’, dijo Fábrega.

La empresa que se gane la licitación se compromete a involucrar y capacitar en las actividades de preparación y distribución de comida a los privados de libertad.

Dos consorcios compiten por el contrato de la comida para los reos que será por un periodo de siete años, a partir del 1 de marzo de 2013.

Se trata del Consorcio Alimentando Panamá que oferto el precio de 3 dólares con 15 centésimos por las tres comidas diarias de los reos en Panamá y Colón.

La segunda propuesta es del Consorcio Panameño para el Desarrollo que ofertó 2 dólares con 99 centésimos por las tres comidas.

La oferta (3:15) del Consorcio Alimentado Panamá coincide con el precio de referencia que estableció el Ministerio de Gobierno en el pliego de cargo de la licitación, que por los siete años del contrato suman 101 millones 633 mil 301 dólares. ‘Hemos hecho una propuesta cónsona con la realidad actual de las cárceles’, agregó el ministro.

Fábrega dijo que espera que a mas tardar el próximo martes, la Comisión Evaluadora haya tomado la decisión de que consorcio se le adjudica la licitación que es por mejor valor, es decir el precio no es determinante.

El contrato será para las cárceles de Panamá y Colón, que, según Fábrega, actualmente hay unos 8 mil presos.

Sin embargo, el pliego de cargo deja la ventana abierta para que en el futuro el contrato se amplía a las cárceles de otras provincias.

‘Eso tendría que evaluarse en su determinado momento en caso de que sea necesario’, dijo Fábrega.

El proceso de licitación recibió críticas porque el pliego de cargo excluía a empresas locales y le daba la oportunidad a compañías extranjeros.

Incluso, contenía términos colombianos. Fábrega ayer desestimó las críticas.