26 de Sep de 2022

Nacional

Navarro: ‘vamos por buen camino’

VERAGUAS. Ayer fue un día de contradicciones en el Partido Revolucionario Democrático (PRD). Su secretario general, Juan Carlos Navarro,...

VERAGUAS. Ayer fue un día de contradicciones en el Partido Revolucionario Democrático (PRD). Su secretario general, Juan Carlos Navarro, anunció el proceso de estructuración de su maquinaria electoral rumbo al 2014 y de consolidación de la anhelada unidad, sin sus principales adversarios.

El directorio del PRD puso sus estatutos en línea con la reforma electoral de Cambio Democrático, sin la presencia de figuras como Balbina Herrera, Mitchell Doens, Francisco Sánchez Cárdenas, Samuel Lewis Navarro, o cualquier otro de la facción ‘Tocoma’.

Lewis Navarro no estuvo pese a que forma parte del directorio (por haber sido vicepresidente de la República). En contraposición, Ernesto Pérez Balladares y Martín Torrijos participaron. Ambos forman parte de un grupo de 30 personalidades perredistas que fueron ratificados para su Comisión Política.

Pérez Balladares, incluso, consideró que en materia de unidad, el colectivo está en el rumbo ‘correcto’.

NAVARRO Y SU ALIANZA POPULAR

‘Vamos por buen camino’, confirmó Navarro, frente al aforo. Esquivó la posibilidad de concertar con sus detractores internos: ‘ya empezó la alianza con la sociedad y los más humildes que esperan que acaben tantos males sin resolver o que han empeorado ante la corrupción de quienes no hacen el trabajo que le corresponde’, advirtió.

Navarro, cuestionado entre sus opositores por los supuestos nexos con el presidente Ricardo Martinelli, insistió en que él no tiene nada que ver con el oficialismo. Que eso son chismes de pasillo, y quien sí tiene que ver es su más cercano adversario, el vicepresidente —ahora opositor— Juan Carlos Navarro.

‘Dejen de hacerle daño a nuestro partido... dejen de hacerle daño a Panamá’, dijo en su cuenta de Twitter.

Más tarde, personalmente, fue más duro: ‘el vicepresidente y sus aventuras no son oposición... (él ayudó a) encaramar en el poder al peor gobierno que hayamos tenido nunca y cuyas consecuencias devastadoras padecemos todos hoy’, apuntó Navarro, tras conseguir que los directores de su partido acogieran, entre otras disposiciones, legalizar que los miembros del Comité Ejecutivo Nacional o de cualquier otra instancia de poder permanezcan en sus puestos mientras aspiran a un cargo de elección popular.

La modificación a los estatutos obliga, además, a postular como mínimo 50% de mujeres, y a abolir la prohibición de aspirar a más de un puesto de elección.