Temas Especiales

27 de May de 2020

Nacional

Los defectos del cheque millonario de la Lotería

PANAMÁ. El cheque que la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) entregó al ganador del sorteo millonario del ‘Gordito del Zodíaco’, tien...

PANAMÁ. El cheque que la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) entregó al ganador del sorteo millonario del ‘Gordito del Zodíaco’, tiene varias fallas que deben ser aclaradas.

Dicho pago, de un millón de dólares, corresponde al sorteo realizado el pasado viernes 28 de diciembre, en donde un panameño se llevó el premio.

Los motivos para la presunción fueron expuestos en la crónica ‘La increíble historia del flamante millonario’, publicada ayer domingo en La Estrella, en donde se expone la sospechosa demora -de 11 días - que tuvo la LNB para revelar al ganador quien, que de igual forma, se mantuvo en anonimato. La transparencia en este tipo de situaciones marca la pericia de la administración de la entidad. Cuando las cosas no son claras, el deber de los periodistas, es dudar.

Y NO ESTÁN CLARAS

El cheque, cuyos cargos de los firmantes aparecen impresos, no corresponden a quienes debían haber emitido tales rúbricas: el renglón señalado como Director General, no pertenece a la firma de Sergio González Ruíz, director general de la LNB y presidente del partido político Molirena, otrora tolda oficialista. En su lugar estaba la firma de Jaime Eduardo Arosemena Cárdenas, que de acuerdo al Artículo 25 del Orgánico de la LNB, se establece que entre las funciones de un subdirector general, se encuentra ‘reemplazar al Director General en sus faltas temporales o accidentales’. Sin embargo, entra en acción otro artículo que deja por fuera a Arosemena de la posibilidad de estampar su rúbrica en el documento entregado al nuevo rico: El Código Fiscal -tanto el de 1956 como el actualizado en 2011- establece en el artículo 1088, del capítulo IV que refiere a los empleados y Agentes de Manejo, que ‘es preciso que gocen de buena reputación, no haber sido condenado a pena corporal por delitos de falsedad o contra la propiedad, no haber sido calificado por sentencia ejecutoriada como quebrado fraudulento o culpable y no ser deudor moroso del Tesoro’.

No obstante, Arosemena Cárdenas recibió un ‘recurso de casación interpuesto dentro del incidente de prescripción de la acción penal en el proceso seguido a Patricia Penélope Pinzón y Jaime Eduardo Arosemena Cárdenas, sindicados por delito contra el patrimonio y la fe pública en perjuicio de Computación Monrenca, S.A.’ de acuerdo a documentos a los que tuvo acceso La Estrella. Es decir, quien firmó el millón de dólares del Gordito estaría impedido por la ley para hacerlo.

Otro detalle a resaltar de este cheque es que el premio que destacaron los relacionistas públicos de esta institución era por un millón cuatro mil dólares. El excedente de los 4 mil dólares corresponde a ‘cada pedacito de los billetes favorecidos con los cuatro números del primer premio’, de acuerdo a una nota extendida por ellos en la que explican el detalle.

Sin embargo, el cheque mostrado en la nota de prensa y adjuntado en este artículo indica que el premio es de 1 millón de dólares exactos. La transparencia, sigue brillando por su ausencia.

CONTRADICCIONES OFICIALES

Por otro lado, las contradicciones por parte de la LNB continúan llegando: en la nota de prensa que llegó a la redacción de este diario el día martes 8 de enero de 2013 -11 días después del sorteo, se había informado que ‘el humilde funcionario público’, como así describieron al ganador en la minuta institucional, había comprado el billete ‘en uno de los puestos de venta de la Plaza 5 de Mayo’.

Sin embargo, en la reacción a la crónica publicada ayer en este impreso, Sergio González Ruiz, destacó que el billete ganador había sido comprado ‘al señor Julio Morán, cuya libreta era la No. 58236 el cual compró una extra en una agencia de Río Abajo, y ganado por un ciudadano panameño’.

RESPUESTA AUSENTE

En los primeros contactos la LNB no tuvo problemas en entregar el video del cheque y las gacetillas que explicaban la versión oficial de esta historia, sin embargo, cuando empezaron las preguntas menos cómodas se terminaron las respuestas. Ni desde la oficina de prensa, ni del celular de Sergio González Ruiz, atendiendo los requerimientos de este periódico, ligados a la información relativa del cheque y a los once días en los que el Gordito estuvo en el limbo.

Desde el lunes de la semana pasada, La Estrella intentó obtener una respuesta en reiteradas ocasiones por parte de la LNB en la que se explicara la información requerida por este diario (nombre del ganador, nombre de quienes firmaban el cheque y los días que había ido el ganador a hacer la diligencia en la sede principal de la institución), sin embargo, ninguna respuesta fue ofrecida.

Una fuente directa de una de las televisoras que transmiten el sorteo, cuyo nombre pidió no ser revelado, informó a La Estrella que el subdirector general de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB), Jaime Eduardo Arosemena Cárdenas, junto con un representante de la Asociación de Billeteros de la LNB, se habían apersonado a la Zona de la Rumba en Amador, Panamá, en donde había sido el sorteo de ayer domingo, 20 de enero, para desmeritar la publicación y para pedir a los anclas televisivos que dijeran que el billete ganador había salido de un vendedor de Río Abajo.