Temas Especiales

26 de May de 2020

Nacional

Huelga en Metrobús sería a partir del próximo jueves

PANAMÁ. El Sindicato de Trabajadores de Transporte Colectivo y Selectivo de Panamá (Sittracosep) le dio un plazo al Gobierno y a la empr...

PANAMÁ. El Sindicato de Trabajadores de Transporte Colectivo y Selectivo de Panamá (Sittracosep) le dio un plazo al Gobierno y a la empresa Mibus para buscarle una solución a su reclamo de ajuste salarial hasta el próximo miércoles 30 de enero.

Al no tener una repuesta de las autoridades y de la empresa, el Sindicato, que está en formación, paralizará el servicio de transporte masivo en la ciudad capital, menor conocido como Metrobús.

Esa fue la decisión que tomó ayer el Sindicato en asamblea general, que estuvo cargada de incidentes.

A poco minutos que Inocente Guerra, secretario general del Sindicato, empezó la asamblea dos policías llegaron al local para preguntar ¿a qué hora terminaría la reunión?

‘No sabemos’, fue la repuesta que ofreció Rafael Chavarría, dirigente obrero y que asesora a Sittracosep. Los policías se marcharon en su bicicletas, mientras que Guerra continuaba explicando a los conductores todo el proceso que han tenido desde diciembre pasado, cuando realizaron una paralización para exigir un incremento salarial de 220 dólares mensuales.

El incremento representaría un salario mensual de 800 dólares, en vez de los 580 que reciben actualmente.

El ajuste salarial fue lo único que no se acordó durante estas tres últimas semanas. Los conductores y la empresa se sentaron en una mesa de negociación, con la mediación del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social (Mitradel), el pasado jueves 10 de enero que terminó el jueves pasado por orden de las autoridades gubernamentales.

EL PUNTO SIN ACUERDO

En la mesa de negociación se discutieron 28 puntos, de los cuales se acordaron 27 y solo quedó uno sin solución: el aumento salarial que exigen los conductores.

Ante esa realidad, los conductores realizaron una asamblea general ayer para tomar una medida que terminó con un llamado a una huelga indefinida, a partir de la 0 hora del próximo jueves.

La empresa Mibús, por su parte, hizo un llamado a la cordura por el beneficio del sistema de transporte que se estrenó en Panamá el 28 de diciembre de 2010.

Representante de la empresa alegan que ‘están abierto al diálogo’.

LA PROMESA

Guerra recordó ayer durante la asamblea general que fue el propio presidente de la República, Ricardo Martinelli en conjunto con la empresa, quienes hablaron de que los conductores ganarían 800 dólares mensuales, cuando el sistema de transporte cumpliera los dos años. El plazo se venció el pasado viernes 28 de diciembre.

Dos días antes, los conductores paralizaron el servicio para exigir el incrementó salarial, sin embargo, no contaban que la empresa había firmado con un sindicato una convención colectiva que establece, entre otras cosas, un incremento salarial de 12 centavos por hora, a partir del próximo año.

Un sindicato que Guerra lo califica de ‘amarillo’ y por lo tanto no están de acuerdo con la convención colectiva que fue firmado el lunes 24 de diciembre, en víspera de Navidad.

‘Esa convención fue firmada a espalda de los operadores y fue negociada, mientras nosotros estamos comiendo jamón’, dijo Guerra.

¿Ustedes sabían que en la empresa había un sindicato? preguntó Guerra a los presentes. ‘Nooooo’ respondieron seguido del grito de ‘huelga, huelga’.

En la empresa va a operar dos sindicatos: ‘el que formó la empresa y el que nosotros estamos formando y que solo hace falta la personería jurídica’, manifestó el dirigente.

Pablo San Martín, otro de los dirigentes, por su parte, planteó la necesidad de disolver el sindicato ‘amarillo’, a través de una estrategia simple: que todo los conductores se inscriban en Sittracosep.

Desde hoy y durante estos próximos tres días, los operadores estarán esperando una repuesta de Martinelli y de la empresa sobre el incremento salarial que están exigiendo. Si no hay repuesta, recalcó Guerra, serán los únicos responsables de la paralización del servicio en la ciudad capital y San Miguelito y advirtieron que no permitirán que los policías conduzcan los metrobuses.