Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Benedicto XIV: ‘pasaré a ser un simple peregrino’

PANAMÁ. Benedicto XVI, el primer papa que renuncia a su cargo en 600 años, concluyó formalmente un pontificado de ocho años marcado por ...

PANAMÁ. Benedicto XVI, el primer papa que renuncia a su cargo en 600 años, concluyó formalmente un pontificado de ocho años marcado por los esfuerzos de la Iglesia para dejar atrás los escándalos por abusos sexuales imputados a varios clérigos y para revivir el catolicismo en un mundo que parece cada vez más indiferente a la religión.

En su salida, Benedicto XVI abandonó el Vaticano en helicóptero en dirección a Castelgandolfo, donde dio su última bendición a los fieles. El aparato, de color blanco, despegó desde los jardines del Vaticano mientras repicaban las campanas en todas las iglesias de Roma.

‘Ya no seré papa. Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinación por esta tierra’, dijo Ratzinger, el papa alemán de 85 años, poniendo así fin a su pontificado.

DESPEDIDA

Antes de abandonar la Santa Sede, en un acto breve y emocionante, el papa se despidió del personal del Vaticano, así como de sus colaboradores más cercanos, en el patio de San Dámaso del palacio apostólico antes de trasladarse acompañado por su secretario privado, Georg Gaenswein.

Más temprano, el personal y los prelados vaticanos presentes en el patio de San Dámaso saludaron al papa con un largo aplauso al partir el automóvil de Benedicto XVI que lo llevó hasta el helicóptero. Horas antes, se despidió de los cardenales que deberán elegir a su sucesor.

El papa de 85 años, que anunció inesperadamente su renuncia el pasado 11 de febrero alegando ‘falta de fuerzas’, dejó de ser pontífice oficialmente a las 8:00 de la noche (2:00 p.m. hora de Panamá).

‘Gracias a todos’, fueron sus últimas palabras antes de volver a entrar en la residencia. ‘Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida’, escribió en su último tuit, difundido poco después de su salida.

Al iniciar su última jornada como papa, Benedicto XVI pidió ‘unidad’ a la Iglesia, en una breve ceremonia de despedida ante 144 cardenales reunidos en la Sala Clementina del palacio apostólico en el Vaticano. También prometió ‘reverencia y obediencia’ a su sucesor, que será elegido en un cónclave de cardenales. Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la afirmación demuestra que no tiene ninguna intención de interferir en las decisiones del futuro papa.

VACANTE

Tras la salida de Benedicto XVI el Vaticano entró oficialmente en el periodo de sede vacante, abriendo la vía a la celebración de un cónclave que deberá elegir al próximo jefe de la milenaria institución. Se espera que inicie para la segunda semana de marzo.

Benedicto XVI, convertido desde ayer en papa emérito, permanecerá unos dos meses en Castelgandolfo, antes de instalarse en un antiguo convento del Vaticano que está siendo reformado para acogerlo.