Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Nacional

Cadena de Frío certifica a expendedores de alimentos

Un total de 221 expendedores de alimentos del Mercado de Abastos recibió su certificado de capacitación para continuar como arrendatario...

Un total de 221 expendedores de alimentos del Mercado de Abastos recibió su certificado de capacitación para continuar como arrendatarios en la Unidad Alimentaria o MercaPanamá, que construye el Gobierno Nacional a través de la Secretaría de la Cadena de Frío para abaratar los costos de la canasta básica alimentaria y apoyar a los productores locales.

Los pequeños comerciantes asistieron a los doce cursos de gestión empresarial y de buenas prácticas de manufacturas, dictadas por FUNDES y establecidos por la Secretaría de la Cadena de Frío, como requisito fundamental para vender sus productos en MercaPanamá, cuyo proyecto avanza en un 50 por ciento y que deberá ser entregado en diciembre.

Estas charlas gratuitas incluyeron temas sobre normas fitosanitarias, atención al público, sostenibilidad y crecimiento de negocios.

Durante este evento, el secretario de la Cadena de Frío, Fernando Duque, resaltó la participación de los expendedores en las capacitaciones al sostener que serán parte integral en el sistema de la Unidad Alimentaria, que operará en la capital bajo estrictos controles sanitarios y de calidad.

También desglosó el sistema logístico que ha sido preparado para las operaciones comerciales que ejecutarán los minoristas y mayoristas en las modernas instalaciones, que han sido diseñadas con los mismos estándares de los mercados públicos que funcionan en Europa y Estados Unidos.

El Gobierno destinó una inversión de 287 mil 830 dólares en los adiestramientos y ha anunciado que este 1 de abril habrá un segundo curso con la participación de 283 personas.

De igual manera, se informó que el sistema de la Cadena de Frio colocará a Panamá a la vanguardia en materia de seguridad alimentaria y preservación de los productos agrícolas, porque conservará una estrategia que unirá a MercaPanamá con el resto de los mercados públicos que se edifican en el interior del país.

La proyección estatal prevé que los consumidores resultarán beneficiados con precios bajos en la canasta básica alimentaria y a su vez permitirá que los productores tengan la opción de colocar, con calidad y medidas de preservación, sus cosechas y demás alimentos agropecuarios en los principales mercados locales.