Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

Contraloría frena contrato de buses

PANAMÁ. El filtro de la Contraloría General de la República de Panamá parece estar afinándose los últimos días. No dejó pasar el contrat...

PANAMÁ. El filtro de la Contraloría General de la República de Panamá parece estar afinándose los últimos días. No dejó pasar el contrato entre la Alcaldía de Panamá y la empresa Interbus para prestar el servicio de transporte en la capital.

La Estrella recibió información de que la contralora de la República, Gioconda de Bianchini, negó el refrendo del contrato por $250 mil para ofrecer 50 buses de manera gratuita para los usuarios de la capital.

La génesis para la negativa emergió desde el lunes 15 de abril, cuando en un comunicado de prensa la Contraloría avisó que se tomaría el tiempo necesario para revisar el documento debido a que tenía serias interrogantes sobre la contratación.

El argumento ofrecido por la contralora tenía una sustentación clara: ‘los números no cuadran’.

El contrato entre el Municipio y la empresa Interbus estaba contemplado por $250 mil, y tenía la finalidad de movilizar diariamente 71,520 pasajeros.

Los buses darían cuatro vueltas completas a razón de dos en la mañana y dos en la tarde, por diez días.

Al final, se trasladarían de 71,520 pasajeros, según detalla un comunicado de la Alcaldía fechado el 5 de abril.

MATEMÁTICAS

Al final cada pasajero le estaría costando a las arcas municipales $3.50 por viaje.

El Acuerdo Nº 52 del Municipio de Panamá en su primer artículo dispone que ‘se contratará a la empresa Interbus S.A., por urgencia notoria, para el servicio de transporte urbano temporal’.

El servicio, según el acuerdo, consistirá en 50 buses con sus conductores, gasolina y seguro.

Esos y otros detalles dentro del contrato llevaron a la entidad fiscalizadora y a la misma jefa de esa identidad, Gioconda de Bianchini, a reunirse con la alcaldesa Roxana Méndez y sus asesores para explicarle por qué no refrendaría el contrato.

COSTOS EXCESIVOS

Según el presidente del Consejo Municipal, Javier Ortega, ‘pararía de inmediato el contrato si el precio del pasaje es de $3.50’.

Además, el edil perredista confirmó a La Estrella que la Alcaldesa ha estado reuniéndose con la contralora de la República y le exigió que se envíe el contrato al Concejo para saber cuáles son los puntos que están objetando.

MÁS CRÍTICAS

Quien se sumó a las críticas por el precio del pasaje a pagar fue el abogado Víctor Martínez, quien señaló que $3.50 sería el pasaje, de ser refrendado el contrato. Añadió que es responsabilidad de la empresa Mi Bus darle solución a los usuarios.

Por su parte, David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre —organización que nació luego que 18 panameños fallecieran calcinados a bordo del bus 8-B06— dice que si la Contraloría no refrendó el contrato es porque la Alcaldía no cumplió con los requisitos que exige la ley.

Pero insiste en que la empresa Mi Bus debería darle la respuesta al usuario que está sufriendo con la frecuencia de los buses desde el pasado 15 de marzo, cuando los ‘‘diablos rojos’ dejaron de circular.

CONTRATO SE EXTENDERÍA

Otras de las dudas que se generó en los escritorios de la Contraloría donde con lupa se revisaba el contrato fue que podría extenderse y sería insostenible para el Municipio.

Ante lo anterior, la semana pasada en una nota titulada ‘Estado y Mi bus miden fuerzas’, se recogían las reacciones de los directivos de la empresa Mi Bus, Miguel Cardona e Iván Posada, quienes rechazaron la decisión de la Alcaldía de alquilar medio centenar de buses.

El vocero del Movimiento 23 de Octubre y el jurista Martínez coinciden con los directivos de la empresa en rechazar que el Municipio alquile los buses, pues consideran que lo cierto es que la concesionaria, Mi Bus, no está cumpliendo con el contrato.