Temas Especiales

25 de May de 2022

Nacional

Enfermos por respirar polvareda

LA CHORRERA. Moradores de Llano Largo, 19 de abril, Llano Bonito y La Valdeza de La Chorrera habían denunciado que la cantera operada po...

LA CHORRERA. Moradores de Llano Largo, 19 de abril, Llano Bonito y La Valdeza de La Chorrera habían denunciado que la cantera operada por la empresa FCC realizaba explosiones que les afectaba la salud y las residencias.

Ante estos señalamientos, la Dirección Institucional en Asuntos de Seguridad Públicas (DIAS) del Ministerio de Seguridad inició una investigación.

Este jueves, Rómulo De Gracia, dio a conocer los avances de las pesquisas. ‘La empresa subcontratada por FCC, Drilling & Blasting, hace explosiones sin cumplir con las normas legales.

De Gracia detalla que las voladuras en canteras requieren la presencia de dos inspectores, uno de la DIAS y otro del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc). Este requisito no lo cumplía la empresa.

SALUD CUENTA

Sobre los problemas de salud que señalan los moradores de estas comunidades, Eric López, director regional de Salud, manifestó que ellos solamente llevan un conteo de las personas que padecen síntomas respiratorios a consecuencia del polvo de la extracción de material pétreo.

Ernesto Ortiz, director médico del centro de salud de Guadalupe, manifestó que en una gira por estos poblados encontraron 32 personas con problemas respiratorios. ‘El segundo paso es determinar las causas de la enfermedad’.

Bolívar Cano relata que el polvorín le está causando molestias en su cuerpo. ‘Los gastos de los medicamentos los tenemos que pagar de nuestros bolsillos. Un ingeniero de la empresa vino a mi casa y nunca regresó’.

Funcionarios de Sinaproc señalaron que levantarán una segunda evaluación de las viviendas próximas a la cantera. La primera la realizaron en 2010.

VERSIÓN DE FCC

Max Chong, gerente de Maquinaria y Producción de FCC, manifestó que están tratando de cumplir con las mejoras recomendadas. ‘La planta de asfalto no va a funcionar más. En una semana instalaremos un dispositivo supresor de polvo y unas pantallas para controlar el viento’.