Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Nacional

SIP: hay señal de alerta en Panamá

PANAMÁ. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó ayer su preocupación ante lo que se percibe en Panamá como una señal de alert...

PANAMÁ. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó ayer su preocupación ante lo que se percibe en Panamá como una señal de alerta para los medios de comunicación que denuncien posibles irregularidades en la gestión pública.

La reacción surge luego que un juzgado ordenara enjuiciar a un equipo periodístico de La Estrella por presuntos delitos contra el honor.

‘Somos respetuosos de las decisiones de la Justicia, sin embargo resulta incongruente que pese a que la Fiscalía solicitó desistir de la demanda, se ordene enjuiciar a los periodistas’, expresó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

Agregó que ‘pareciera que, más que conocer si las investigaciones de las denuncias periodísticas son beneficiosas para corregir posibles anomalías, la intención subyacente es apaciguar a la prensa para que, por temor a represalias, ejerza un periodismo tibio y amañado’.

El juez XI del Circuito Penal, Alexis Ballesteros, llamó a juicio a un equipo de comunicadores de La Estrella por supuestos delitos contra el honor que tendrían su origen en una serie de reportajes publicados en el diario entre abril y mayo de 2011, sobre presuntas irregularidades en la concesión de un contrato del Estado a la empresa Naves Supply, S.A., para la recolección e incineración de los desechos en las instalaciones del Ministerio de Salud y de la Caja del Seguro Social. Aún no hay fecha del juicio.

La querella fue presentada por Lourdes Castillo —recién nombrada en la Autoridad del Canal de Panamá y que recibió fuertes críticas por la sociedad civil y políticos— contra el director, Gerardo Berroa; el jefe de Información, Alexis Charris; el editor, Carlos Atencio; y el exgerente Juan Luis Correa, por supuesto atentado contra su honor. Sin embargo, en los artículos no se mencionó a la empresaria, sino a la compañía. Los fiscales que investigaron el caso pidieron en tres audiencias el sobreseimiento provisional.