Temas Especiales

24 de May de 2022

Nacional

Los tres primeros discursos

En 2010 a seis meses de su gobierno expresó: “Hace tan solo 100 días, miles de viejitos no tenían jubilación, la policía no tenía el al...

En 2010 a seis meses de su gobierno expresó: “Hace tan solo 100 días, miles de viejitos no tenían jubilación, la policía no tenía el alivio de un aumento, ni uniformes e implementos para combatir el crimen y ese dinero fue sacado de las botellas de la asamblea. El cambio en el transporte está en marcha. Brindaremos al pueblo un transporte cómodo, seguro y confiable.

El gobierno no tenía una secretaría para construir un metro, tampoco existía el plan de renovación urbana y no se iban a construir mil casas en Curundú. El mandatario habló de lanzar el programa Integral de Solidaridad Alimentaria y prometió trabajar por el proyecto de la cadena de frío para ayudar al productor nacional. En materia educativa prometió la beca universal para todos los estudiantes del país y en la salud prometió la construcción de ocho hospitales y 34 Minsa- Capsi.

En 2011 su discurso fue similar, pero esta vez acompañado con su eslogan “Estamos poniendo primero los intereses del pueblo sobre los intereses personales”, frase que según Martinelli distingue a su gobierno de los anteriores. Lamentó que hasta hace dos años el transporte era un caos y afirmó que antes de 2013 toda la flota de metro bus estará completa, elogió el grado de inversión del país y la bonanza económica, y en esa dirección destacó el bajo índice de desempleo que según él existe en Panamá desde que tomó el poder.

En dos años de gobierno arremetió contra los empresarios morosos que no pagan sus impuestos por lo que no dejó de mencionar los cambios de la ley 52 y la reforma al Código Fiscal. Dijo que el 35 % del presupuesto del Estado es invertido en obras de infraestructuras y capital. No dejó por fuera la comida barata a través de la Jumbo ferias y le echó la culpa del alto costo de la vida a la crisis del petróleo, por lo que anunció que tomaría medidas para ello. Martinelli en sus dos años de gobierno reconoció sus errores, pero afirmó que tiene más aciertos que fallas.

El año pasado su discurso fue conciliador y le pidió a la población apoyar las transformaciones por las que atraviesa el país, reconoció que han recibido críticas por parte de la oposición y medios de comunicación sobre "cómo hacen las cosas". La beca universal, el mantenimiento de más de 3 mil kilómetros de carreteras en el interior del país, las reservaciones de citas en la Caja de Seguro Social y el cambio del barrio de Curundú, fueron obras que citó Martinelli. El tan esperado proyecto del Gobierno "del cambio", el metro que será inaugurado para febrero de 2014 no se quedó por fuera.