Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Igualdad educativa para discapacitados

PANAMÁ. En la sociedad panameña, la discapacidad se ha tratado como tema que no deja de ser tabú. Muchas veces en perjuicio de quienes l...

PANAMÁ. En la sociedad panameña, la discapacidad se ha tratado como tema que no deja de ser tabú. Muchas veces en perjuicio de quienes la padecen de alguna forma. Y aunque contemos con proyectos y campañas queriendo promover la igualdad, es la misma sociedad la que ha contribuido en parte a una construcción desigual en cuanto a las personas que padecen alguna discapacidad.

Es necesario generar actitudes positivas que favorezcan el desenvolvimiento en sociedad de estas personas.

En esta ocasión nos referimos específicamente a los niños con síndrome de Down (SD) que dependen del apoyo y amor de sus familiares y personas que están en su entorno para un mejor desempeño social.

Uno de los principales problemas se encuentran al momento de la educación.

La educadora especial Zumaykiria Alvarado explicó a La Estrella que antes de tratar a uno de estos estudiantes es indispensable hacer una revisión y un diagnóstico inicial, en el que el docente especial decide si este será un estudiante incluido o permanecerá en un salón de clases junto a otros niños sin alguna discapacidad.

ESTUDIANTE INCLUIDO

Si el diagnóstico revela que el estudiante no tiene la capacidad para ir a la par de los otros compañeros, estos solo dan menos del 49% de las materias, pero permanecen en el aula de clases, y se les adecúa para un mejor aprendizaje, ya que no se le puede negar el derecho a educarse, así lo dictaminan los programas del Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE). Mientras que los niños con el síndrome que son considerados por el especialista que puede mantener igual nivel, se mantienen dando la totalidad de las clases. Según el Meduca y el IPHE esto puede ser en todas las escuelas y colegios del país.

La educadora especificó que el profesor especial no es quien dicta las clases normalmente en el aula, sino que es una especie de tutor, y debe recibir informes se manales del educador regular sobre el estudiante con dicha discapacidad.

‘Hay muchos maestros regulares que no están de acuerdo con el concepto de inclusión, tachándolo de atraso, desconociendo que en la mayoría de los casos las capacidades del estudiante con SD se pueden desarrollar a un nivel avanzado’, expresó.

Con relación al tema, el IPHE señala que están in cluyendo al niño y al joven discapacitado integralmente en la sociedad y en lo profesional. Como profesionales están trabajando cada vez más en la sociedad sin ningún prejuicio, con el objetivo de fortalecer al estudiante, para el reto de vivir sin temores y aceptando las diferencias individuales, resaltando los valores de cada persona en particular.

El Meduca, en conjunto con el IPHE, se encuentra en un proceso de ensayo y error, uno de los problemas es la falta de herramientas para atender a la demanda por la cantidad de estudiantes en esta condición, unos con necesidad educativa sin discapacidad y otros con necesidad educativa con discapacidad, que son los del síndrome de Down.

Uno de los problemas está en la falta del personal técnico para apoyar el proceso de inclusión.

En el trabajo que realiza el IPHE desde 1951 cumple con la misión de ser innovador en el fortalecimiento de los procesos de habilitación y rehabilitación de los niños con discapacidad que están en el sistema educativo mediante la formación, investigación y capacitación de recursos.