Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Nacional

Los rubros que controlan el sector agrícola en Panamá

En menos de una década, la expansión de los cultivos de caña de azúcar y palma de aceitera han abierto la posibilidad de impulsar la ind...

En menos de una década, la expansión de los cultivos de caña de azúcar y palma de aceitera han abierto la posibilidad de impulsar la industria del biocombustible en Panamá. En el caso de la caña, hay 4,300 hectáreas cultivadas en todo el país, cuya cosecha se la reparten entre los cuatro ingenios que operan en Panamá. Central Azucarera de Alanje,Santa Rosa, Ofelina y La Victoria producen más de 3 millones de toneladas de caña.

El principal problema que deriva de ello es que cultivos azucareros siguen comiendo terreno a la producción nacional de alimento, desplazando al arroz, ’que se encuentra en un punto próximo a su desaparición. Los arroceros señalan como sus principales enemigos el alto costo de los insumos, las nuevas plagas y las importaciones.

Esta realidad es palpable, por ejemplo, en la provincia de Chiriquí, una región interiorana donde el cultivo de caña industrial reportó hasta el año pasado la cifra de 3,744 hectáreas sembradas, mientras que en 2003 la cantidad fue de 3,263 hectáreas.

El emplazamiento de la producción de caña de azúcar retrata a la par la realidad de los productores de banano y de plátano, que han optado por cultivar palma aceitera, una fruta más resistente a los embates del tiempo y cuyo periodo de cosecha es permanente hasta por 30 años; y además no requiere de mucha mano de obra.

La dispersión geográfica de la ‘reina de las oleaginosas’ que tuvo su génesis en la provincia de Colón hace más de tres décadas, ha tenido un repunte en los últimos dos años superando las expectativas de los productores. Hoy contamos con sembradíos en Bocas del Toro, Darién y Chiriquí.

La proyección de los palmicultores es ampliar la producción regional. Su apuesta: el biodiésel.