Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Nacional

Campesinos protestan en contra de hidroeléctricas

VERAGUAS. Campesinos de varias comunidades de los distritos de Santa Fe y San Francisco, junto a un grupo de ambientalistas de la provin...

VERAGUAS. Campesinos de varias comunidades de los distritos de Santa Fe y San Francisco, junto a un grupo de ambientalistas de la provincia de Veraguas, salieron a protestar en defensa de los ríos Santamaría y Gatu, el abastece a más de 60 mil personas veragüenses.

Serviliano Aguilar, quien vive en el distrito de Santa Fe, dijo que están en contra de la construcción de las hidroeléctricas porque — según él— los campesinos que viven en esas áreas van a ser desplazados y ni siquiera se les va a permitir el paso a los ríos.

‘Nos van a prohibir la entrada al área con letreros como si fuera propiedad privada y esto no permitirá ni siquiera el acceso a los ríos’, comentó Aguilar.

Aguilar también mencionó que otro asunto es que estos proyectos hidroeléctricos solo van a enriquecer a los grandes consocios económicos en perjuicio de los campesinos y lo peor de todo es que producto de estas obras se va a dar una grave contaminación de los recursos naturales.

‘Otro elemento es que en las comunidades donde van a construir estos proyectos no se le ha consultado a la comunidad. Han tomado decisiones arbitrarias y son proyectos inconsultos. Nunca explican en qué consisten estas obras millonarias’, dijo el campesino.

Por su parte, Dionisio Mendoza, de la comunidad de Gatu, de San Francisco, dijo sentirse muy triste ya que la población de esta región es muy pobre y nunca se les ha explicado nada sobre estas obras y ellos se sienten inseguros de los resultados que se den, razón por la cual manifiesta su desacuerdo.

Sixto Rodríguez, sacerdote de la Pastoral Social de la ciudad de Santiago, quien acompañó a los campesinos en el movimiento, señaló que la iglesia siempre va a estar del lado o se ha manifestado en favor de los más necesitados y está en contra de las situaciones problemáticas de la sociedad.

‘La iglesia siempre ha sembrado ese mensaje de amor, de paz de justicia porque la justicia es fruto del consenso de la armonía entre las autoridades de sus propuestas en beneficio de los más necesitados’, argumento el sacerdote.

Según el sacerdote, el problema del rechazo a los proyectos hidroeléctricos y mineros que se ven como que perjudican, es precisamente porque no han sido consultados debidamente con los miembros de las comunidades; y cuando no hay esa conciliación con la gente y los proyectos de Gobierno surgen las inquietudes y las molestias, por lo que hizo un llamado a los gobernantes para que presten atención a los intereses de la comunidad.