Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Puerto de Aguadulce, una obra con un futuro incierto

COCLÉ. La construcción de un gran puerto de nivel mundial en la tierra de la sal y el azúcar, Aguadulce, mantiene en incertidumbre a la ...

COCLÉ. La construcción de un gran puerto de nivel mundial en la tierra de la sal y el azúcar, Aguadulce, mantiene en incertidumbre a la población aguadulceña, porque todavía no se sabe con certeza si será una realidad o una falacia más en la antesala prematura de una campaña política electoral.

¿La causa? Un estudio de factibilidad, una contratación directa o concesión para la construcción de este megapuerto millonario para mayo de 2014.

La comunidad se muestra confundida, poco informada e incrédula sobre el presunto megaproyecto que hace dos semanas el diputado Noriel Salerno anunció por un programa radial, describiéndolo como el que será la zona portuaria más grande del mundo, mucho más que el puerto de Singapur.

La empresa Chambers Trading Enterprises Inc fue mencionada gestionando los trámites en una concesión como la compañía con mejores opciones para realizar la obra en un terreno de más de 700 hectáreas entre tierra firme y mar adentro; y que la obra podría superar un costo de $1,750 millones.

ANTECEDENTES

Tras el frustrado intento de construir el aeropuerto internacional de provincias centrales, el grupo técnico del Comité Pro construcción del Puerto, con apoyo del primer gobernador del gobierno CD, Julio César Pinzón, decidieron impulsar la creación del megapuerto en Aguadulce. Presentaron un informe técnico con diseño, construcción, prefactibilidad económica y pre factibilidad ambiental, el cual fue acogido como base inicial para varias empresas interesadas, en un acto de homologación en el Municipio de Aguadulce que fue suspendido el 18 de octubre de 2010 por razones desconocidas.

‘Fue hecho gratuitamente por siete profesionales locales que después se amplió a 20 expertos en diferentes temas que afilaron el documento original’, recordó Joaquín García, presidente del comité.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), agregó al ‘gratuito’ esfuerzo sólo normas, disposiciones contractuales, entre otros aspectos formales que aumentaron voluminosamente el estudio, pero hasta allí quedó.

Durante la gestión de Fernando Núñez Fábrega, gobernador de Coclé (2012), se firmó el contrato para el trabajo de campo o de prefactibilidad con la empresa Asociación para el Desarrollo Integral (ADI), una ONG dirigida por Azael Torres, por $426 mil.

Era el mismo trabajo con otros protagonistas a la cabeza, con la misma partida. La contratación que hace Núñez Fábrega y la ADI rinde sus frutos en junio de 2012, cuando finalizaron los estudios y entregaron el documento final.

Los resultados fueron favorables. Faltaba ahora la resolución de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y con esperanzas positivas se confiaba en que sí se podía hacer el gran puerto. Pero, con un nuevo gobernador, Juan Carlos Rodríguez (2013), se desconectó el nexo comunicacional con el comité.

Los tratos del gobernador Rodríguez eran ahora directamente con el diputado Salerno. La visión esta vez sobrepasaría las estimaciones originales. De 200 a 400 millones a más de mil millones de dólares. Aparentemente, era asunto de otro nivel. Más control, mejores opciones u ofertas de inversión.

Para el diputado Noriel Salerno, el comité ya había cumplido su parte protagónica. Lo extraño para ellos era que no se lo comunicaron oficialmente.

OBRA SIN RUMBO FIJO

El gobernador Juan Carlos Rodríguez confirmó a La Estrella que ‘efectivamente’ la obra ya fue evaluada por la empresa encargada del estudio de factibilidad y se entregó toda la información. ‘Hace unas semanas se logró la aprobación del estudio de impacto ambiental categoría II. Tenemos todo lo necesario y fue remitido a la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) que realizará su ejecución y conseguirá la empresa concesionaria’, dijo Rodríguez.

‘Yo lo entregué formalmente a la AMP, que es la encargada... la semana pasada’, afirmó Rodríguez. El desconocimiento de trámites, su seguimiento y la información a las ‘fuerzas vivas’ de Aguadulce —que recalcan que es de mucha importancia la construcción del puerto— es evidente y hasta frustrante.

El alcalde panameñista Omar Cornejo dijo no tener idea cuál es el rumbo de la obra. ‘Nadie me ha consultado nada, ni tomado parecer en nada. Eso se maneja desde aquí, pasa por encima de nosotros y de la Gobernación de la provincia’, señaló Cornejo.

César Cornejo, comerciante y miembro de la Cámara de Comercio de Aguadulce y Natá, tampoco pudo dar impresiones de su gremio y por llamada telefónica a su presidente Benigno Álvarez, tampoco se logró información precisa del camino que llevaba el proyecto.

Mientras que en una intervención radial el viernes 27 de septiembre, el ex gobernador Julio César Pinzón, candidato a diputado por el PRD, sorprendió al dar a conocer un twitter del ministro de la Presidencia Roberto Henríquez, emitido el día anterior, donde decía que no había ninguna posibilidad para el puerto de Aguadulce, lo que contradecía a su juicio lo anunciado el día lunes por Salerno, ahora a cargo de los asuntos del puerto.

Según Pinzón, el twitter decía textualmente: ‘Ni el gobierno ni la AMP, hemos dado contrato directo (ni indirecto) a nadie para construir un puerto multimodal en Aguadulce’. Esta declaración aumentó la confusión entre la población.

Sin embargo, en una entrevista con este diario, Salerno desmintió la impresión que causaron sus palabras hace dos semanas.

Destacó que el gobernador Rodríguez antes de viajar a Zambia, África, cometió un error garrafal en una declaración imprudente por twitter, al sostener que ya se había otorgado una licitación a una empresa nueva. Aseguró que el estudio inicial ya no es el eje y que al principio fue plagiado por el ex gobernador Pinzón al grupo de Joaquín García. ‘Es otro’, dijo Salerno, añadiendo que ‘el estudio que hicieron esos profesionales se amplió y luego acudieron a mí para ayudarlos’.

‘A este trabajo —que fue insuficiente— se incorporaron más de 25 nuevos puntos a partir de la evaluación de la ANAM, ARAP (Autoridad de los Recursos Acuáticos); MINSA (Ministerio de Salud) y Sinaproc (Sistema Nacional de Protección Civil), corrección de coordenadas y el gobernador actual ya llenó todo eso, pero su papel terminó aquí la semana pasada’, indicó.

La Gobernación ya no es el promotor, ahora es la compañía Chambers Trading Entreprises Inc. que emerge jurídicamente en reemplazo de la Gobernación de Coclé, que no podía jamás hacerse responsable de la inversión privada por más de $1,700 millones que pretende invertir este consorcio, respaldado por la transnacional MAT con presencia —según Salerno— en 200 partes del mundo. ‘No hay ni habrá contratación directa. Aún estamos en trámite, el ministro Henríquez tiene razón, no hay concesión todavía, estamos pasando en patineta por la ANAM, AMP, el Gabinete, Contraloría y luego seguirá a la Asamblea hasta que llegué al Presidente de la República, Ricardo Martinelli, que lo conoce pero no dirá nada aún hasta que los pasos se cumplan’, sostuvo Salerno.

‘El presidente no puede hablar de esto’, añadió. Él considera que hay detractores políticos detrás de lo que se hace. Dijo que los que están en el comité, la mayoría lo adversa políticamente y han querido aprovecharse del twitter del ministro Henríquez para crear dudas. ‘El puerto va’, fue enfático en reiterarlo.

Destacó que los salineros son clave para el nuevo proyecto y estos están llegando a acuerdos de despojarse de más de 300 hectáreas (antes eran 83 has) a cambio de que se les cancele su deuda de un millón 300 mil dólares que mantienen con varios entes crediticios o compromisos adeudados.

Chambers Trading Entreprises Inc. le adelanta para pago de prestaciones laborales unos $76 mil, que quizás puedan recibir esta semana, dijo el diputado. Óscar Díaz, presidente de Chambers Trading Enterprises Inc, instalado en Aguadulce, dijo que ‘formamos parte del proyecto, estamos involucrados desde hace un tiempo con el proyecto en el área de combustibles’.