Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

Comerciantes esperan indemnización

COLÓN. Luego de los disturbios ocasionados por la ley 73, además de las inundaciones, que en el 2012 afectaron los comercios ubicados en...

COLÓN. Luego de los disturbios ocasionados por la ley 73, además de las inundaciones, que en el 2012 afectaron los comercios ubicados en el centro de la ciudad de Colón, la Cámara de Comercio reportó pérdidas por el monto de un millón 48 mil 590 dólares. Sin embargo, hasta la fecha no se le ha reconocido nada a estos empresarios en concepto de indemización.

La situación que aconteció en estos meses provocó el cierre definitivo de 15 locales comerciales de la región colonense, que no pudieron superar las pérdidas materiales y económicas.

Informes de la Cámara de Comercio revelan que todavía 20 comercios están a la espera de un pronunciamiento por parte del gobierno central.

Aunque los locales comerciales, ubicados en las avenidas Central, Bolívar y de Enfrente se han recuperado, los propietarios manifestaron sentirse preocupados porque cuando sufrieron las pérdidas antes mencionadas no fueron apoyados por el gobierno central, en cambio al momento de realizar los cobros de impuestos no se ha tenido contemplaciones con ellos.

Anacleto Ceballos, presidente de la Cámara, solicitó a los gobernantes poner su mirada en los comercios del centro de la ciudad, puesto que aseguran que levantaron un censo sobre las pérdidas generadas en ese momento que a su vez fue presentado ante las autoridades correspondientes, al cual hasta la fecha no se le ha dado respuesta.

‘En ese entonces, nosotros levantamos un censo para cuantificar las pérdidas y las presentamos a las autoridades, pero hasta el momento no hemos logrado que se nos reconozcan’, señaló Ceballos.

José Ortega Hidalgo, propietario del Almacén Dingo, manifestó que sólo en su establecimiento se registró un total de 47 mil dólares en pérdidas. Esto sin sumarle los días que no se pudo trabajar por la difícil situación de inseguridad que se afrontó, con los actos vandálicos y muy seguido con las inundaciones. ‘Las pérdidas en nuestro local fueron cuantiosas, de miles de dólares. La situación de inseguridad fue tan difícil que nos nos permitió abrir los locales’, expresó Ortega.

‘Al no recibir apoyo gubernamental, quizás porque habían otros temas sencitivos que resolver, optamos por salir adelante con nuestro equipo de empleados’, añadió Hidalgo.

Sobre este tema, Edgardo Voitier, dirigente del Frente Amplio Colonense, no descartó que a un año de las manifestaciones estas agrupaciones salgan nuevamente a las calles, ya que nunca se cumplió con las exigencias por las cuales ellos salieron a protestar.