Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Salud pública ‘enferma’ por la crisis que generó el 611

PANAMÁ. El sistema de salud pública no sale de la incertidumbre, tras una semana de paralización de labores convocada por la Comisión Mé...

PANAMÁ. El sistema de salud pública no sale de la incertidumbre, tras una semana de paralización de labores convocada por la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal).

Ayer en el séptimo día de paro, el ministro de Salud, Javier Díaz, señalaba que el proyecto de ley 611 sería sancionado y el director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez Llorens, pedía que se aplazara su sanción.

Mientras, el presidente Ricardo Martinelli, a su regreso a suelo panameño, sumó críticas a los médicos y anunció que se daría más dinero a los médicos que trabajen en las áreas de difícil acceso.

Martinelli hizo varias declaraciones sobre el tema, en Aguadulce, Coclé. Prometió aumentar de $1,500 a $1,900 mensuales a los galenos que vayan al interior.

No obstante, a las muestras de apoyo ayer se sumaron gremios de varios sindicatos.

VIOLENCIA A LA VISTA

Ahora la crisis está tomando otro giro. Las protestas, que habían sido pacíficas, ya son reprimidas por unidades de Control de Multitudes y se generan enfrentamientos entre profesionales de la salud y la Policía Nacional. Paralelamente, los estudiantes de la Universidad de Panamá se sumaron a las protestas con cierres de calles y choques con la Policía.

EL POLÉMICO 611

Pero el origen de la crisis sigue en pie. El proyecto de ley 611. La discordia se origina por el artículo segundo, que señala que las instituciones del Sistema Público de Salud —el Ministerio de Salud incluyendo los hospitales regidos por patronatos y los de la CSS—, cuando demuestren que existe la necesidad de recurso humano, se tengan las plazas vacantes y a las convocatorias de éstas no se presenten nacionales, solicitarán vía la Dirección General de la Salud a la autoridad sanitaria de la contratación de profesionales y técnicos de la salud de los extranjeros.

Fernando Castañeda, dirigente de la Comisión Médica Negociadora (Comenenal), sostiene que el texto no deja claro que los especialistas foráneos que se contraten irían directo a las áreas de difícil acceso. Aduce que los médicos que se contraten no van a ir al interior de la República porque van a trabajar en la Ciudad Hospitalaria.

Denunció que hoy se realizará una licitación para la empresa que la va a administrar por los próximos 15 años. Esa es una acción que da inicio a la privatización del sector de salud.

Otro de los puntos que rechazan es el artículo 8, que detalla que los profesionales de la salud serían contratados por un año prorrogable, según su desempeño. Además, que se asignaría prioritariamente a las poblaciones con grave o moderado déficit de oferta de los servicios de salud. A juicio de los dirigentes, deja la puerta abierta a que los médicos vayan a otros lugares y no a áreas apartadas.

Los médicos aseguran que los diputados eliminaron las propuestas que ellos presentaron. Castañeda dice que el interés es llenar la Ciudad Hospitalaria de especialistas extranjeros.

‘QUE SE RETRASE UN POCO’

El director de la CSS, Guillermo Sáez Llorens, pidió al presidente de la República que se retrase ‘un poco’ el proyecto 611. Lo hizo tras anunciar el descuento de salario a los profesionales en paro.

Los dirigentes de la Comenenal mencionaron a Sáez Llorens la destitución de la hija del presidente del gremio, Domingo Moreno, así como la circulación de los nombres de los especialistas para represalias en áreas provinciales.

SE SUMAN Y CAMINAN

Como los días anteriores, este miércoles también hubo manifestaciones. La primera se registró en los predios del Complejo de la CSS. En este punto, los técnicos y las enfermeras que estaban apostados en un carril de la vía fueron reprimidos por la Policía antidisturbios.

La segunda manifestación ocurrió en la Avenida Balboa, cerca de los hospitales del Niño y Santo Tomás. Allí, personal de salud de ambas instalaciones se apostó por media hora a corear consignas en el 611. En horas de la tarde, los gremios médicos marcharon a la Presidencia en rechazo del proyecto. Profesionales de todo el país llegaron a la marcha.

Los estudiantes de la Universidad de Panamá se sumaron a la protesta. Cerraron la Transístmica y se atrincheraron dentro de las instalaciones luego que unidades de control de multitudes de la Policía Nacional los reprimieran.