Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

Corrupción, una amenaza global, un gran flagelo

La VII Conferencia Anual y Reunión General de la Asociación Internacional de Autoridades Anticorrupción (IAACA) terminó este fin de sem...

La VII Conferencia Anual y Reunión General de la Asociación Internacional de Autoridades Anticorrupción (IAACA) terminó este fin de semana en la capital panameña con el reconocimiento sobre la amenaza global que representa este flagelo y planteamientos para combatirlo.

La magnitud del problema la reconoció Cao Jianming, presidente de la IAACA y fiscal general de la Procuraduría Suprema Popular de China, al subrayar además la necesidad del compromiso de todos para vencer esta amenaza.

La Declaración de Panamá, que resume los principales logros del encuentro, en el que participaron representantes de 96 países, recoge los avances y recomendaciones de líderes mundiales anticorrupción, pero también plantea los desafíos de la lucha contra la corrupción.

"La corrupción es una amenaza global que afecta el desarrollo económico y social (...)", dijo el también fiscal general de la Procuraduría Popular Suprema de China, durante su discurso de cierre, en el que agradeció, además, la hospitalidad de Panamá y los panameños, y destacó el papel del istmo en el esfuerzo que realiza la IAACA.

Consideró importante también que esta conferencia se haya realizado por primera vez en Centroamérica, además del rol que tiene Panamá en este escenario.

En su discurso de cierre, la jefa del Ministerio Público de Panamá, Ana Belfon, advirtió que "las agencias anticorrupción son el blanco de críticas constantes", y observó que es importante que las autoridades encargadas de la prevención, investigación y ejercicio de la acción penal, sepan discernir entre los intereses políticos y económicos, sin que merme la efectividad y objetiva persecución de los delitos de corrupción.

Aseguró que el objetivo es garantizar la efectividad de un Estado de Derecho sobre gobernados y gobernantes.

Yuri Fedotov, director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, y director general de la Oficina de Naciones Unidas en Viena, sostuvo por su parte que la corrupción se combate si hay transparencia justa y se respeta el estado de derecho.

"Hay que promover una cultura de integridad y transparente y rendición de cuentas. La lucha contra la corrupción es una responsabilidad de todos los gobiernos y todos los sectores, incluyendo el sector privado (...). Hay que promover más cooperación e involucrar a todos", manifestó.

La Declaración de Panamá contiene 25 puntos basados en el compromiso, trabajo y desafíos de los representantes de las autoridades anticorrupción de los Estados Miembros de las Naciones Unidas y regiones, y de 8 organizaciones internacionales, de forma acorde también con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC).