Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Nacional

Continúa silencio de la Contraloría

PANAMÁ. ‘Solo la directora Alcázar o la subdirectora Lombana pueden brindar información al respecto y en estos momentos no se encuentran...

PANAMÁ. ‘Solo la directora Alcázar o la subdirectora Lombana pueden brindar información al respecto y en estos momentos no se encuentran’, fue la respuesta que brindó una funcionaria del departamento de Comunicación de la Contraloría General de la República luego de que La Estrella intentara, nuevamente, obtener alguna postura oficial sobre la fiesta de Navidad de esta entidad gubernamental que costó $200 mil.

Desde el lunes los voceros de la Contraloría habían prometido una contestación a varios correos electrónicos enviados por periodistas de ‘La Decana’, mas hasta el cierre de esta edición no había una respuesta.

El martes el excontralor Alvin Weeden declaró que Gioconda de Bianchini había incurrido en ‘delito de peculado’.

Al respecto de estas declaraciones, el constitucionalista Miguel Antonio Bernal respalda lo dicho por el excontralor y argumenta: ‘la figura de peculado de uso está completa. Aparte de eso, habría que ver si hubo abuso de autoridad como funcionaria pública al estar disponiendo de bienes que no le pertenecen’.

El catedrático explica que el uso de fondos del Estado para la compra de bebidas alcohólicas es absolutamente contrario a lo legal, puesto que las bebidas alcohólicas no forman parte de lo que se denomina ‘alimentos’.

Además de considerar que ‘lo actuado por la Contralora es un acto abiertamente delictivo’, Bernal tilda la realización de una celebración tan costosa como algo ‘amoral’, pues ‘ no puede ser que quien está llamado por Ley a controlar el gasto, lo despilfarre de esa manera’.

PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

Al consultarle a Bernal si la Procuraduría de la Administración no tiene que actuar en este caso, el abogado cita el artículo 220 de la Constitución, que explica cuáles son las obligaciones del MP y entre las que se incluyen: ‘defender los intereses del Estado’ y ‘vigilar la conducta de los funcionarios públicos y cuidar que todos desempeñen cuidadosamente sus deberes’. ‘¡Deberían actuar de oficio!’, resalta el constitucionalista.

EXCONTRALORES HACEN MUTIS

Aparte de Weeden, ningún otro excontralor ha querido emitir comentarios.

José Chen Barría dijo que ‘prefiere no opinar’. Rubén Darío Carles, quien el lunes solicitó que se le llamara al día siguiente, ayer, martes, comentó que no podía hablar porque estaba en una reunión.