Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

Expresidente de España avaló fianza de Sacyr para proyecto del Canal

Un informe del Tribunal de Cuentas de España reveló que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero avaló una fianza de 200 millones de...

Un informe del Tribunal de Cuentas de España reveló que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero avaló una fianza de 200 millones de dólares a Sacyr en 2009 cuando se adjudicó el contrato para el diseño y construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá.

La información fue dada a conocer por el diario El Mundo en España, en la que asegura que "el Estado (gobierno de España) respaldó a Sacyr en 2009 asegurando una fianza de 200 millones de dólares por la monumental obra de ampliación del Canal de Panamá. Y lo hizo en contra del criterio de los servicios técnicos de la compañía pública aseguradora Cesce e incumpliendo procedimientos y normas".

La publicación señala que de acuerdo al informe del Tribunal de Cuentas "se volcó en apoyar financieramente la victoria en el concurso de la constructora española -entonces presidida por Luis del Rivero- improvisando fórmulas contractuales y saltándose las reglas de Cesce, el consorcio de capital mixto encargado de gestionar los seguros de la operación. El Ejecutivo asumió así un inusual riesgo para el Estado en esta modalidad de seguros por ejecución de fianzas".

En pocas palabras, dice que sería el Estado quien pagaría la fianza de cumplimiento de Sacyr a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) si la empresa no acaba la obra. "Cesce, en la que el Estado posee la mayoría del capital, aseguró la fianza que Panamá cobraría si no se acaba la obra".

Teóricamente, Cesce después se lo cobraría a Sacyr, pero el Tribunal de Cuentas ve riesgo de que finalmente se convierta en una factura para el Estado no sólo por las irregularidades producidas en el proceso de contratación del seguro, sino también teniendo en cuenta la «situación económico-financiera» de la constructora española".

Señala el escrito que "en caso de que cumpla su amenaza y no termine la obra, Panamá se embolsará los 400 millones de dólares de fianza. De ellos, la mitad corresponden a Cesce y el resto a las aseguradoras públicas de Italia y Bélgica, puesto que las constructoras italiana Impregilo y la belga Jan de Nul participan también en el consorcio aunque de forma minoritaria".