Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

Tras un año de su apertura

CHIRIQUÍ. Transcurrido más de un año de la inauguración de la Terminal Aérea Internacional Enrique Malek de David, los vuelos de los gra...

CHIRIQUÍ. Transcurrido más de un año de la inauguración de la Terminal Aérea Internacional Enrique Malek de David, los vuelos de los grandes aeroplanos aún no aterrizan.

Aquella promesa realizada en el acto de entrega de las renovadas infraestructuras, tendrá que esperar para ver el alba, al menos unos cuatro años más, según representantes del sector turístico en el Valle de La Luna.

Fue inaugurado el 19 de enero del 2013 y hasta la fecha los chárter no ha sido vistos y otros vuelos que llegarían directo de otras partes del mundo, tampoco.

Los únicos vuelos fuera del espacio aéreo panameño se realizan con destino a Costa Rica.

Austin Render, Natalie Pratt y Kerry Tiedeman ingresaron a Panamá por tierra, por Paso Canoas, hace unos días. Llegaron a Costa Rica en un vuelo chárter procedente de California, Estados Unidos. ¿Su destino? Chiriquí, por la imposibilidad de aterrizar directo en David y sin querer abordar un avión más pequeño, el grupo de tres norteamericanos tomó un bus.

‘Veníamos a vacacionar, hemos estado en Bocas del Toro, ahora nos dirigimos a la Feria de Boquete’, dijo Natalie, quien conoce un poco la lengua de Cervantes. Comentó que sería muy funcional para los turistas tener vuelos directos hasta otros destinos.

‘Sería bueno que los aviones grandes puedan aterrizar directo, sin tener que realizar trasbordos’, dijo. Ellos cruzarán la frontera en tres días, nuevamente en bus.

La Estrella conversó con Óscar Jiménez e Idu Ribeiro, dos importantes hoteleros ligados al sector turístico de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí (Camchi), para conocer acerca de las perspectivas de este sector económico de cara a las condiciones actuales de este gran hangar que prometía ser uno de aeropuertos más importantes de Panamá.

Oscar Jiménez, gerente del Hotel Nacional y miembro de la comisión de turismo de Camchi, aseguró que se tiene que admitir que la provincia cuenta con una importante terminal área, la cual ofrece los estándares internacionales; sin embargo, para que lleguen los vuelos grandes deben pasar algunos años. ‘Primero que nada tenemos que decir que contamos con una importante terminal aérea, con los estándares internacionales’, aseguró Jiménez.

Para el hotelero de origen venezolano, tardará un poco hasta el momento que aviones grandes, vuelos directos desde otras partes del mundo, aterricen en Chiriquí.

‘Eso tarda un poco’, dijo refiriéndose al crecimiento del calado en los aviones, ‘lo va a determinar el crecimiento turístico de la provincia’, indicó.

Añadió que no se puede esperar que los vuelos chárter o los vuelos con destino a Miami sean de un día para otro.

Jiménez manifestó a este medio que los sectores económicos están en ese tiempo de espera y pueden con exactitud establecer un límite para que el Malek sea en verdad internacional. ‘Nosotros calculamos unos seis años’, dijo al ser preguntado de nuevo.

La cuestión estriba en explotar el potencial turístico, según el entrevistado.

Para él el único punto turístico reconocido en la provincia es Boquete, por lo cual hay que explotar otras potencialidades.

‘Se trabaja para que Chiriquí se convierta en un punto turístico. Hemos avanzado bastante, pero el asunto lleva mucho tiempo’, admitió.

El prisma de Idu Ribeiro es diferente. Para él, la interconexión de la provincia con otros destinos podría darse este mismo año.

‘Nosotros esperamos que con la remodelación de aeropuertos de Panamá, se pueda interconectar a Chiriquí con el resto del país y con otros destinos a nivel mundial.

Ribeiro dijo que las aspiraciones inmediatas se enfocan en elevar a 500 usuarios diarios, la utilidad que hasta ahora refleja un tránsito aproximado de 300 personas, por día, eso para el corriente período.

ESPERAN MÁS

‘Creemos en el potencial de Chiriquí, por eso esperamos más de esta terminal internacional’, sostiene en buen español, pero con un acento carioca.

Conforme a lo que dijo Ribeiro, es necesario trabajar más el tema de la promoción, ya que aunque se ha estado mercadeando a Chiriquí como destino turístico, falta todavía. Según su juicio, queda un 50% por explotar, en la terminal aérea.

‘Hoy nosotros percibimos el crecimiento de la provincia como una opción turística; a Chiriquí como un destino’, expresó Ribeiro refiriéndose a la implementación de campañas promociónales como ‘Chiriquí una aventura’, de la Autoridad de Turismos de Panamá.

Este aeródromo estaba bajo la dirección de Aeronáutica Civil y ahora lo administra la empresa Tocumen, S.A.

Se conoció que actualmente la empresa encargada de brindar el servicio, Air Panamá, realiza seis vuelos diarios desde Chiriquí a Panamá, así como tres vuelos a Costa Rica, los lunes, miércoles y viernes.

Según datos del Servicio Nacional de Migración de Panamá, por vía aérea a la provincia ingresaron unos 67 mil pasajeros precedentes de la capital del país y otros 68 mil pasajeros despegaron con rumbo al mismo destino.

En cuanto a las salidas internacionales, se estima que al menos unos cuatro mil 200 pasajeros ingresaron al país, en tanto cuatro mil 500 abandonaron el país, desde el Malek.

En la fachada principal, vías de acceso e instalaciones internas se hizo inversiones en la modernización del sistema de comunicación.

También tiene un nuevo sistema FITS (Full Integrated Tactical Systems), capaz de interactuar con los equipos de navegación del avión, para conocer el tiempo estimado de llegada.

La temporada alta en Chiriquí se observa desde enero hasta abril, durante el periodo ferial.

La oferta habitacional en la provincia alcanza a mil 500 habitaciones, unas cuatro mil camas.

El Enrique Malek está ubicado al final de la avenida Red Grey, poco antes de ingresar a Pedregal o unos metros después de la entrada a la Barriada San José.