Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Nacional

Cambios en fichas técnicas desmejorarían los equipos

PANAMÁ. La Caja de Seguro Social (CSS) y el Ministerio de Salud (MINSA) construyen una red de centros médicos de segundo y tercer nivel ...

PANAMÁ. La Caja de Seguro Social (CSS) y el Ministerio de Salud (MINSA) construyen una red de centros médicos de segundo y tercer nivel de atención hospitalaria en las provincias de Chiriquí, Darién, Colón, Bocas del Toro, Veraguas y Los Santos.

Algunas de estas estructuras reemplazan viejos hospitales como el Manuel Amador Guerrero de Colón y el Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid; o instalaciones a las que todavía les quedan 15 años de vida útil, como el Luis ‘Chicho’ Fábrega.

Estos contratos se licitaron bajo la modalidad llave en mano. Lo anterior quiere decir que se entregarán totalmente equipados y el gobierno que los reciba tendrá que pagar el costo pactado en la contratación.

El equipamiento de estos centros será clave para que los pacientes de las provincias no tengan que trasladarse a los hospitales citadinos, han mencionado los dos ministros que Salud que ha tenido el actual gobierno: Franklin Vergara y Javier Díaz.

La inversión en la CSS y el MINSA en obras hospitalarias supera los $1,000 millones. El acceso a la atención de calidad estará más que garantizado por los próximos años, han asegurado.

A la fecha, ninguno de estos nuevos centros está concluido y ya se escuchan voces de alarma entre los profesionales de la salud que vigilan los requerimientos técnicos de estas adquisiciones públicas.

Todo equipamiento médico que se vaya a comprar debe ajustarse a las especificaciones de las fichas técnicas.

SE ENCIENDEN LAS ALARMAS

En la reunión del Subcomité Medicoquirúrgico, el 11 de febrero, donde participaron doctores de diversos centros médicos y representantes de proveedores de equipos médicos, se presentaron algunos cambios en las fichas técnicas de equipos médicos para la homologación de algunas compras. Esta solicitud la hizo Provisión y Servicios de Salud.

En dicha reunión se propuso cambiar el monitor de signos vitales de 19 pulgadas por el de 10 pulgadas. Los especialistas del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid y del Luis ‘Chicho’ Fábrega rechazaron esta modificación argumentando que desmejoraría las fichas técnicas y se estaría optando por un monitor intermedio y no el que se requiere para las salas de cuidados intensivos.

Igual suerte corrió la intención de modificación del monitor fetal anteparto básico gemelar. ‘Que incluya estimulación acústica fetal’, especificaba la ficha técnica. En el cambio se proponía ‘con o sin estimulación acústica fetal’. ‘Desmejoraría la ficha técnica’, fue la conclusión de los especialistas.

En esta reunión, Alejandro Martínez, del MINSA, expresó: ‘hay una realidad, hay dos sistemas de salud y presupuesto, es una realidad que hay que tomar en cuenta, no todos los equipos se pueden comprar en el interior. En reuniones se han dado consensos para el MINSA, el Complejo y el Santo Tomás, para que todos puedan comprar con sus equipos de acuerdo a su propuesto’.

Que se destine menos recursos para las construcciones de las estructuras hospitalarias de provincias no es cierta. Por ejemplo: el nuevo Hospital Docente 24 de Diciembre costó con equipamiento $52 millones. El nuevo ‘Chicho’ Fábrega de Santiago fue licitado por $120 millones. Ambos son centros de segundo nivel.

OPINIÓN DE PACIENTE

David Ocálagan, dirigente de los pacientes de insuficiencia renal crónica, relata que cada institución médica homologa sus fichas técnicas. ‘La compra de 311 riñones artificiales la avaló la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica y no un comité de Biomédica. La asociación seleccionó una marca que vendía un proveedor y el resultado fue un contrato de $126 millones. Esto lo dispuso así el director de la CSS, Guillermo Sáez Llorens’.

La Estrella solicitó la versión del MINSA, vía correo electrónico, pero al cierre de la nota no hubo respuesta.