Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Nacional

Deficiencia heredada del sistema de salud

CHIRIQUÍ. Falta de medicamentos, ausencia de puestos, subcentro y centros de salud, carencia de ambulancias y falta de recurso humano (a...

CHIRIQUÍ. Falta de medicamentos, ausencia de puestos, subcentro y centros de salud, carencia de ambulancias y falta de recurso humano (asistentes de salud enfermeras y médicos), son algunos de los problemas que marcan el deficiente y heredado sistema de la salud en la comarca Ngäbe Buglé.

Cuatro quinquenios han transcurrido de la era democrática, y sin tener en cuenta el actual gobierno, el cual prometió muchos cambios antes de ser electo, la situación para los habitantes de la región comarcal no es la mejor, por años han tenido que vivir con una atención de tercera categoría en las instalaciones de salud.

¿QUE DIFICULTA?

José Stronteed, director médico de salud en la comarca Ngäbe Buglé, explica que las condiciones de salud en esa región son agudas y la causa, indicó, se origina con la misma posición geografía del área, la cual se torna difícil para acceder, y a pesar de que se invierte dinero y ayuda, las condiciones de salud no van a mejorar de la noche a la mañana.

Stronteed, quien no reveló el presupuesto exacto en esa región de salud, aseguró que este se disuelve en gastos de planilla y medicamentos, y otra parte se invierte en infraestructuras. Alegó que los recursos son suficientes para reconstruir instalaciones y tenerlas adecuadas como se quisiera.

En cada centro de salud de la comarca Ngäbe Buglé varía la cantidad de atenciones. Según el galeno, muchos viajan de lejos, y en un día se puede llegar a atender a unos cien pacientes.

CARENCIA

En la comarca Ngäbe Buglé, manifestó Stronteed, falta médicos y en muchos centros de salud no hay asistentes. ‘Las universidades no están formando profesionales de esa rama, sino únicamente técnicos de enfermería’, los cuales al culminar estudios cuentan con muy poca preparación para desempeñarse en áreas montañosas y atender a la población como lo hacían con los asistentes de salud.

SIN AMBULANCIAS

‘Aquí no hay ambulancias, unas que donó la Embajada de Japón operan en Ñurú, Llano Ñopo y Soloy, en esas áreas la demanda de pacientes es mayor, aun así se necesitan más’, expresó el director, asegurando que si algún paciente requiere de ese servicio, se llama para que un médico o un paramédico lo traslade a un centro hospitalario, porque los puestos de salud no laboran las 24 horas.

ESTRUCTURAS SE QUEDAN PEQUEÑAS

A la dirección regional de salud de la comarca Ngäbe Buglé llegaron hace poco tres contenedores de medicamentos, y según informó el médico, el reducido espacio de la sede regional de salud impide mantenerlos ordenados correctamente, pero la movilización hacia los 93 puestos de salud y los 13 centros de salud se convierte en otro problema, por lo que en muchas ocasiones deben trasladarlos a pie, con personal de la institución, y la ayuda de la misma comunidad.

CASOS COMUNES EN LA COMARCA

Diarrea y casos respiratorios debido al clima, mordidas de serpientes, desnutrición, caídas y traumas múltiples son algunos de los casos que se registran en el área comarcal, donde algunos indígenas de la región que se graduaron como médicos no han logrado prestar sus servicios en esas zonas apartadas.

Gregorio Caballero, alcalde del distrito de Muná, aseguró que ‘en la región comarcal se requieren instalaciones en mejores condiciones’.

Expuso la primera autoridad que las vías de comunicación en mal estado impiden que muchas personas enfermas puedan recibir atención médica a tiempo; sin embargo en la comunidad de Muná, región donde se hacían mejoras al centro de salud, los trabajos fueron suspendidos porque se tenía planeado construir un Minsa-Capsi en la comunidad de Chichica, aun así se adelanta el cercado de la instalación, y están a la espera de la colocación de la baldosa, indicó la autoridad de Muna.