25 de Sep de 2021

Nacional

Panamá pone límites a nuevos sindicatos

La OIT envió una comisión a Panamá en 2012 para revisar incumplimientos. 3,000 trabajadores despedidos al intentar agremiarse

Panamá pone límites a nuevos sindicatos
La manifestación inicia en el Parque Porras y termina en la Plaza 5 de Mayo.

Los cinco años de gobierno del presidente Ricardo Martinelli han sido los más difíciles para los trabajadores, sostiene Rafael Chavarría, del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato).

‘En temas laborales, este Gobierno ha incumplido más que en 50 años’, señala el abogado Samuel Rivera, de la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP).

La primera violación al derecho de agremiarse de los obreros se dio en 2010, con la aprobación de la Ley 30, mencionó Chavarría.

Esta normativa, conocida como ‘ley chorizo’, promovía el desarrollo sostenible de la aviación comercial y además disponía que el pago de la cuota sindical no era voluntario y los empleadores no estaban obligados a realizar estos descuentos.

‘También pensaban dirigir la coordinación de los gremios sindicales cuando esta es una responsabilidad que recae en los sindicatos por ley’, mencionó el dirigente de Conato.

Durante este quinquenio han prosperado los procesos judiciales contra líderes gremiales. ‘Hay 9 dirigentes procesados que serán llevados a juicio. Uno de estos es Mariano Mena, investigado por el presidente de la República’, criticó Chavarría.

Organizar nuevos sindicatos ha sido una tarea difícil en los últimos cinco años, coinciden los dirigentes.

‘Hemos presentado siete solicitudes de personerías jurídicas para sindicatos al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) y nos las han rechazado sin argumentos’, relató el abogado.

El Conato intentó organizar nuevos sindicatos. ‘Cuando el gobierno se enteró de nuestra solicitud, nos crearon un movimiento amarillo y le entregaron la personería en poco tiempo, luego nos dijeron que no podían autorizar dos agrupaciones en una misma empresa’, detalló Chavarría.

Rivera mencionó que la CGTP presentó los casos a la Corte Suprema de Justicia, que ya emitió dos fallos a favor de dos nuevos sindicatos y el Mitradel no ha acatado los fallos de la Corte.

La situación, agregó Rivera, ha ido más allá del solo rechazo. ‘Tenemos reportes que producto del intento de sindicalizarse se ha despedido a 3,000 trabajadores. Las listas con las firmas que se envían para formar los sindicatos son filtradas a los empresarios, que despiden inmediatamente a esos trabajadores’, explica Rivera.

El profesor Andrés Góndola fue destituido en 2011 del Instituto Rubiano.

El Ministerio de Educación argumentó que el dirigente magisterial viajó sin autorización de la directora del plantel.

La comisión de la OIT, que está en Panamá desde 2012, recomendó el reintegro de Góngola y el pago de los salarios caídos. Este es uno de los 50 casos que revisan los comisionados.

Se solicitó la posición del Mitradel, pero no hubo respuesta.